Ago 13, 2023 / 08:29

La muerte de Mila

Contraseñas

Miguel Valera

Milagros Monserrat Meza, “Mila”, como le decía su madre, despertó el pasado 10 de agosto en su casa de la colonia Granados, en León, Guanajuato, feliz por haber llegado a los 40 años de edad. Salió muy temprano a trabajar y al pasar por la calle Lago de Zumpango se encontró con la muerte, en la mano de Miguel, un hombre, quien luego de forcejear con ella la apuñaló.

En las imágenes de una cámara de seguridad que captó el hecho, se observa cómo Milagros intenta detener los chorros de sangre que salen de su pecho, como si se tratara de una escena de alguna película de terror de Alfred Hitchcock. Nada pudo hacer. Cuando los cuerpos de emergencia llegaron al lugar, Milagros Monserrat había muerto. El festejo que su familia le había preparado para ese día especial, se convirtió en velorio.

Unas horas después, antes de que el responsable fuera detenido, las autoridades de Seguridad Pública de León dieron sus conclusiones: “Está descartado que el hecho sea derivado de un delito patrimonial, pues fue un ataque directo, por aparentes rencillas personales. Colaboramos con la Fiscalía General del Estado en el esclarecimiento de este delito y que el responsable sea llevado ante la justicia”.

Esta no es una historia de ficción, es la realidad, acuciante —que se manifiesta con fuerza, viveza y pasión, como dicta el diccionario— y que siempre nos sorprende. “La realidad supera la ficción”, solía decir Oscar Wilde o es “mejor que ficción”, como tituló Jorge Carrión a esa colección histórica de Crónicas ejemplares que publicó Anagrama en 2012. Es triste decirlo, pero así es.

En el fondo, más allá de los motivos que haya tenido Miguel, este joven que vivía en el 219 de la calle Cortázar en la colonia La Moderna en León de los Aldama, es la mano del Caín primigenio que busca destruir al Abel de todos los tiempos. “Vis tempestatis”, decían los romanos para referirse al origen de esa fuerza inexplicable que tiene el ser humano para imponerse y acabar con los otros. Siempre que un ser humano intente colonizar a otro habrá violencia, porque se trata de imponerse, de pasar sobre él, de conquistarlo.

“Lo que les comentaría es que es un tema de descomposición social, no es de violencia de otra naturaleza. En esa colonia no teníamos indicios, es un hecho aislado en esa zona. (Debemos) construir sociedad y por eso estamos trabajando en tener más becas en educación, más espacios públicos y cómo coadyuvamos en fortalecer a la persona para que pueda salir adelante”, dijo la alcaldesa Alejandra Gutiérrez Campos, para justificar el hecho.

En parte tiene razón, porque el deseo avasallante de poseer al otro o de destruirlo forma parte de la naturaleza humana. Somos más que lobos para el hombre, como alguna vez me dijo el maestro, antropólogo y erudito, Carlo Antonio Castro Guevara.

En tanto, en la casa de Milagros Monserrat Meza, su madre sigue triste. Jamás se imaginó perder de esta manera a su hija. Se fue muy temprano a trabajar, no la felicitó por su cumpleaños. En su cocina se quedaron los ingredientes para las enchiladas con lechuga que tanto le gustaban y que ese día especial le prepararía. Tampoco podría estudiar Enfermería, como era su deseo. Esa mañana del pasado 10 de agosto su vida terminó para siempre, por la mano asesina de Miguel.

CD/GL

* Las opiniones y puntos de vista expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan la línea editorial de Cambio Digital.

Otras Columnas:

Abr 19, 2024 / 11:54

Adriana Rojano Pazzi y Xalapa

Abr 17, 2024 / 09:48

Tecnológico de Xalapa, aplicación social del conocimiento

Abr 14, 2024 / 12:58

Fe ciega

Abr 10, 2024 / 10:41

Tecnología contra el crimen, propuesta Verde

Abr 07, 2024 / 09:58

El día del fin del mundo

Abr 03, 2024 / 10:58

El dinero del pueblo, para el pueblo

Abr 01, 2024 / 10:56

Hipólito, contra candidatos chapulines

Mar 31, 2024 / 10:57

Viacrucis en Taxco

Mar 29, 2024 / 10:24

Van controlando incendios en Altas Montañas  

Mar 25, 2024 / 08:42

Movilidad, un reto en Xalapa

Mar 24, 2024 / 10:12

Hijo del abandono

Mar 22, 2024 / 13:52

Abrazos y no balazos: Cuitláhuac

Mar 18, 2024 / 10:31

La soberbia política

Mar 17, 2024 / 09:56

La ficción de la euforia

Mar 13, 2024 / 13:09

Claudia Sheinbaum en el sur de Veracruz

Mar 11, 2024 / 11:03

El derecho a la crítica

Mar 10, 2024 / 11:19

Compasión sin compasión

Mar 08, 2024 / 11:35

¡Qué decepción Marcelo!

Mar 03, 2024 / 10:17

Camionero escatológico

Feb 25, 2024 / 11:46

La teoría de la felicidad

Feb 18, 2024 / 09:46

La mujer que decía malas palabras

Feb 11, 2024 / 09:06

El dinamitero francés

Feb 04, 2024 / 11:19

Ya todos se fueron

Ene 21, 2024 / 10:15

Murió de tristeza

Ene 14, 2024 / 11:53

Cincuenta pesos para un taxi

Ene 07, 2024 / 09:45

Amnesia en día de Reyes

Dic 31, 2023 / 12:21

Regresar de la muerte

Dic 24, 2023 / 12:49

Un libro de 160 Años

Dic 17, 2023 / 11:03

Los puercoespines de diciembre

Dic 10, 2023 / 10:07

El dolor por el bien ajeno

Dic 03, 2023 / 10:58

Vicio solitario

Nov 26, 2023 / 11:05

Blackout existencial

Nov 19, 2023 / 11:36

Puto, putas, putare, la palabra latina

Nov 12, 2023 / 12:11

Post – Its de esperanza

Nov 05, 2023 / 09:29

Inhalando el futuro

Oct 22, 2023 / 10:30

El demonio de la ausencia

Oct 08, 2023 / 09:33

Inocencia perdida

Oct 01, 2023 / 09:37

La pecadora

Sep 17, 2023 / 10:14

En la intemperie

Sep 10, 2023 / 10:24

Fantasma en El Haya

Ago 27, 2023 / 11:32

El amor y sus razones

Ago 20, 2023 / 13:43

El padre ausente

Ago 06, 2023 / 12:00

La mató por amor

Jul 30, 2023 / 10:10

Amor en el bosque de los Sahuaros

Jul 23, 2023 / 10:32

Amor y Nostalgia Junto al Támesis

Jul 16, 2023 / 10:22

Locura por calor

Jul 09, 2023 / 10:56

David, Goliat y la honda

Jul 02, 2023 / 12:25

Voces de oscuridad

Jun 25, 2023 / 12:07

Jacinto Kone

Jun 04, 2023 / 10:50

Remordimientos existenciales

May 28, 2023 / 10:05

El Precio de Vivir