Jun 16, 2024 / 11:12

La vida es un sueño

Contraseñas

Miguel Valera

Desde que era niño, José Guzmán Santiago soñaba con viajar a Venecia. Se veía en una góndola surcando los canales, tomando café en la Plaza de San Marcos, comiendo un spaghetti alle vongole —con almejas— o un exquisito risotto de marisco, cerrando con un tiramisú y un café capuchino. Sí, ahí en El San Silvestro, muy cerca del famoso Puente de Rialto.

El deseo nació luego de escuchar las conversaciones de su padre con Francisco, un amigo de la familia que había vivido largas temporadas en la tierra de Marco Polo, una región de al menos cien islas en una laguna del mar Adriático. Francesco (con che), como le decía el papá al amigo, se convirtió en un faro, en un punto de llegada. Cada vez que mandaba alguna postal, a José le brillaban los ojos y el deseo por conocer esos lugares que ya le parecían maravillosos.

Es en la infancia —pensaba yo cuando me contaba de sus sueños— la época en que se define nuestro destino. Fábrica de sueños, la casa materna o paterna, es el espacio donde se construye el andamiaje de nuestro futuro. Fuimos compañeros en la Escuela Secundaria y siempre lo recordaba por ese deseo ferviente, casi obsesivo, por viajar a Venecia. Las largas conversaciones que tuvimos me hicieron interesarme por esa ciudad.

Seguimos nuestros caminos en preparatorias diferentes y luego nos fuimos a la universidad. Trabajábamos y estudiábamos, porque no había de otra. Yo despulpaba mangos para sacarles el hueso, sembraba limonarias y regaba plantíos en un vivero del Estado, en el rancho y él, en la ciudad, algunas veces era mesero y otras, repartidor en bici o motocicleta. Ambos laborábamos sin descanso para alcanzar nuestras metas, nuestros sueños.

Una tarde, de esas que anuncian norte en el puerto de Veracruz, José salió apresurado para entregar un pedido. Trabajaba en La Pizza di Marco – Il Veneziano, en José Martí No. 6 del puerto de Veracruz. Tenía que entregar a tiempo, con el riesgo de que el cargo se lo hicieran a él. No llegó a su destino. En la Avenida Díaz Mirón un hombre abrió la puerta de su vehículo luego de estacionarse y José se vino a estampar ahí. Se llevó la puerta de corbata y la puerta se lo llevó a él.

El día de su funeral yo no me quise acercar a sus padres. No sabía qué decir. Los ojos se me nublaban y tenía un nudo en la garganta. Quería gritar, decir algo, pero no podía. ¿Por qué la vida es así de injusta?, me preguntaba. Mi buen amigo nunca llegaría a Venecia, nunca probaría el capuchino que tanto le gustaba ni se montaría en la góndola para surcar los canales en donde tantas aventuras tuvo Giacomo Casanova.

Esa tarde, después de entregarlo a la tierra, pensé que quizá, como escribió el viejo Pedro Calderón de la Barca, la vida es un sueño. Sí, uno crece teniendo un sueño, uno camina con un sueño en el horizonte. Los sueños son los que nos llevan hacia adelante, los que generan esperanza, los que nos hacen caminar hacia algún lado, pero un día se pueden esfumar, como el agua entre las manos. Entonces un hombre, pintado de plata, con chaleco rojo, me sacó de mis pensamientos, para pedirme una moneda. —“Venga un peso, papi”, me dijo y se fue, como si de una visión se tratara.

Únete a nuestro canal de Whatsapp y entérate de las noticias más relevantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y más.

CD/GL

* Las opiniones y puntos de vista expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan la línea editorial de Cambio Digital.

Otras Columnas:

Jul 14, 2024 / 11:52

El hombre sin pasado

Jul 08, 2024 / 09:07

Denuncian irregularidades en el DIF Xalapa

Jul 07, 2024 / 11:33

Morir por la fe

Jun 30, 2024 / 10:49

El gigante con pies de barro

Jun 28, 2024 / 09:15

MC, los liderazgos regionales en Veracruz

Jun 26, 2024 / 12:58

Rescate y Crecimiento: El Compromiso del Instituto de Pensiones del Estado de Veracruz con los Adultos Mayores

Jun 23, 2024 / 11:42

La historia de Rebeca Marcial, mejor que ficción

Jun 17, 2024 / 09:56

Ni chapulines ni oportunistas ¿es posible en política?

Jun 14, 2024 / 10:41

 ¿Cambio de 360 grados en la política mexicana?

Jun 12, 2024 / 10:34

En el recuento: gran participación ciudadana en Veracruz

Jun 10, 2024 / 10:36

Tenemos derecho al mejor de los futuros

Jun 09, 2024 / 09:12

Xico viejo y el fin del mundo

May 29, 2024 / 09:49

Asociaciones de profesionales veracruzanos con Rocío Nahle

May 27, 2024 / 10:15

Felipe Sosa, aviador y falsificador en la SEV

May 26, 2024 / 09:50

Identidad oculta

May 19, 2024 / 11:37

Confesor voyerista

May 12, 2024 / 09:55

No sabía que estaba muerto

May 05, 2024 / 11:19

La carta de Nicole

May 03, 2024 / 08:51

José Manuel del Río Virgen, su cercanía con la prensa

Abr 26, 2024 / 08:20

¿Redistribución del agua? Sheinbaum decepciona a panuquenses

Abr 24, 2024 / 11:36

Un urgente llamado a la paz y al rechazo a la violencia

Abr 22, 2024 / 09:06

Alcaldesa de Pueblo Viejo y esposo politizan uso del agua

Abr 21, 2024 / 09:32

Inmensamente rico

Abr 19, 2024 / 11:54

Adriana Rojano Pazzi y Xalapa

Abr 17, 2024 / 09:48

Tecnológico de Xalapa, aplicación social del conocimiento

Abr 14, 2024 / 12:58

Fe ciega

Abr 10, 2024 / 10:41

Tecnología contra el crimen, propuesta Verde

Abr 07, 2024 / 09:58

El día del fin del mundo

Abr 03, 2024 / 10:58

El dinero del pueblo, para el pueblo

Abr 01, 2024 / 10:56

Hipólito, contra candidatos chapulines

Mar 31, 2024 / 10:57

Viacrucis en Taxco

Mar 29, 2024 / 10:24

Van controlando incendios en Altas Montañas  

Mar 25, 2024 / 08:42

Movilidad, un reto en Xalapa

Mar 24, 2024 / 10:12

Hijo del abandono

Mar 22, 2024 / 13:52

Abrazos y no balazos: Cuitláhuac

Mar 18, 2024 / 10:31

La soberbia política

Mar 17, 2024 / 09:56

La ficción de la euforia

Mar 13, 2024 / 13:09

Claudia Sheinbaum en el sur de Veracruz

Mar 11, 2024 / 11:03

El derecho a la crítica

Mar 10, 2024 / 11:19

Compasión sin compasión

Mar 08, 2024 / 11:35

¡Qué decepción Marcelo!

Mar 03, 2024 / 10:17

Camionero escatológico

Feb 25, 2024 / 11:46

La teoría de la felicidad

Feb 18, 2024 / 09:46

La mujer que decía malas palabras

Feb 11, 2024 / 09:06

El dinamitero francés

Feb 04, 2024 / 11:19

Ya todos se fueron

Ene 21, 2024 / 10:15

Murió de tristeza

Ene 14, 2024 / 11:53

Cincuenta pesos para un taxi

Ene 07, 2024 / 09:45

Amnesia en día de Reyes

Dic 31, 2023 / 12:21

Regresar de la muerte

Dic 24, 2023 / 12:49

Un libro de 160 Años

Dic 17, 2023 / 11:03

Los puercoespines de diciembre

Dic 10, 2023 / 10:07

El dolor por el bien ajeno

Dic 03, 2023 / 10:58

Vicio solitario

Nov 26, 2023 / 11:05

Blackout existencial

Nov 19, 2023 / 11:36

Puto, putas, putare, la palabra latina

Nov 12, 2023 / 12:11

Post – Its de esperanza

Nov 05, 2023 / 09:29

Inhalando el futuro

Oct 22, 2023 / 10:30

El demonio de la ausencia

Oct 08, 2023 / 09:33

Inocencia perdida

Oct 01, 2023 / 09:37

La pecadora

Sep 17, 2023 / 10:14

En la intemperie

Sep 10, 2023 / 10:24

Fantasma en El Haya

Ago 27, 2023 / 11:32

El amor y sus razones

Ago 20, 2023 / 13:43

El padre ausente

Ago 13, 2023 / 08:29

La muerte de Mila

Ago 06, 2023 / 12:00

La mató por amor

Jul 30, 2023 / 10:10

Amor en el bosque de los Sahuaros

Jul 23, 2023 / 10:32

Amor y Nostalgia Junto al Támesis

Jul 16, 2023 / 10:22

Locura por calor

Jul 09, 2023 / 10:56

David, Goliat y la honda

Jul 02, 2023 / 12:25

Voces de oscuridad

Jun 25, 2023 / 12:07

Jacinto Kone

Jun 04, 2023 / 10:50

Remordimientos existenciales

May 28, 2023 / 10:05

El Precio de Vivir