Jul 23, 2023 / 10:32

Amor y Nostalgia Junto al Támesis

Contraseñas

Miguel Valera

Al concluir el concierto nos fuimos a cenar al “Skylon”, un restaurante ubicado en el mismo Royal Festival Hall, en Londres. Yo había sugerido “Las Iguanas”, que estaba al otro lado de la avenida, pero su sonrisa me desarmó. “Sé que te extraña el nombre, pero sí, así se llama y preparan buena coctelería, como el Pornstar Colada, con Malibú, ron especiado Sailor Jerry, vainilla, coco y piña”, le dije. No la convencí. Para abrir apetito yo pedí un Southbank’s Martini, mientras observaba las luces en la oscuridad del río Támesis. Ella pidió un Skylon diva que no es otra cosa que zumo de manzana con lima fresca, pepino, hojas de menta y limonada.

“Estuviste grandiosa en el concierto”, le dije. Y sonrió nuevamente con esa mirada profunda, luminosa, para agradecerme el cumplido. “Nunca como Jacqueline du Pré”, me contestó. “Bueno, bueno, añadí. Ella era Jacqueline pero tú eres tú y el dominio que tienes sobre este violonchelo Stradivarius es único. Te lo he dicho otras veces, en mis 50 años de director de orquesta nunca había tenido una chelista como tú. Eres única, excepcional”, añadí, mientras saboreaba mi bebida con sabor a ginebra, flor de saúco, jugo de lima, pepino y jugo de lichi.

“Todo empezó el día en que abracé un chelo”, comentó. “Era apenas una niña y desde entonces no lo he soltado de mis piernas. Aquí lo traigo, junto al vientre, controlando mi vida, moviéndola, dándole sentido. Interpretar este concierto para violonchelo en Mi menor, de Edward Elgar, ha sido algo excepcional para mí y sobre todo, tocarlo aquí, en el Royal Festival Hall, en Londres, en el mismo lugar en donde Jacqueline du Pré lo interpretó con tanta maestría aquel histórico 21 de marzo de 1962, cuando apenas tenía 20 años”.

A mis casi ochenta años, en la cumbre de mi carrera, al lado de esta jovencita virtuosa del chelo, me sentía revitalizado. Pero no sólo tenía admiración por su talento, por su capacidad de interpretación, por su virtuosismo para desgarrar notas de nostalgia y melancolía del Stradivarius, también sentía deseo por sus labios carnosos, por sus manos blancas y delgadas, por la lozanía de su rostro y sobre todo, por su sonrisa luminiscente en esa noche londinense.

Ella empezó a comer su hamburguesa Skylon con papas fritas y yo un lomo de bacalao a la plancha. Pedimos una botella de Mirabeau Azure francés que nos encantó. Ella siguió hablando de su fascinación por el violonchelo, un instrumento que se había convertido en tabla de salvación para una historia de tristezas y desgracias familiares. Yo la escuchaba como a la distancia, admirando su voz, su movimiento de manos y sobre todo su radiante sonrisa. En mis locas imaginerías la veía abrazándome, besándome y llevándome a la cama en esta noche fría londinense. Todo era una ficción, los pensamientos locos de un hombre viejo que confundía la admiración de su alumna con el deseo del pasado y la juventud.

No le dije nada, no hice nada. Al salir del restaurante caminamos por “The Queen’s Walk” para luego tomar el taxi que nos llevaría al hotel. La dejé en su habitación, mientras en mi cabeza resonaban las notas del concierto para violonchelo de Elgar que esa tarde nos había hecho vibrar, como judíos esclavos junto a los canales de Babilonia.

CD/GL

* Las opiniones y puntos de vista expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan la línea editorial de Cambio Digital.

Otras Columnas:

Abr 19, 2024 / 11:54

Adriana Rojano Pazzi y Xalapa

Abr 17, 2024 / 09:48

Tecnológico de Xalapa, aplicación social del conocimiento

Abr 14, 2024 / 12:58

Fe ciega

Abr 10, 2024 / 10:41

Tecnología contra el crimen, propuesta Verde

Abr 07, 2024 / 09:58

El día del fin del mundo

Abr 03, 2024 / 10:58

El dinero del pueblo, para el pueblo

Abr 01, 2024 / 10:56

Hipólito, contra candidatos chapulines

Mar 31, 2024 / 10:57

Viacrucis en Taxco

Mar 29, 2024 / 10:24

Van controlando incendios en Altas Montañas  

Mar 25, 2024 / 08:42

Movilidad, un reto en Xalapa

Mar 24, 2024 / 10:12

Hijo del abandono

Mar 22, 2024 / 13:52

Abrazos y no balazos: Cuitláhuac

Mar 18, 2024 / 10:31

La soberbia política

Mar 17, 2024 / 09:56

La ficción de la euforia

Mar 13, 2024 / 13:09

Claudia Sheinbaum en el sur de Veracruz

Mar 11, 2024 / 11:03

El derecho a la crítica

Mar 10, 2024 / 11:19

Compasión sin compasión

Mar 08, 2024 / 11:35

¡Qué decepción Marcelo!

Mar 03, 2024 / 10:17

Camionero escatológico

Feb 25, 2024 / 11:46

La teoría de la felicidad

Feb 18, 2024 / 09:46

La mujer que decía malas palabras

Feb 11, 2024 / 09:06

El dinamitero francés

Feb 04, 2024 / 11:19

Ya todos se fueron

Ene 21, 2024 / 10:15

Murió de tristeza

Ene 14, 2024 / 11:53

Cincuenta pesos para un taxi

Ene 07, 2024 / 09:45

Amnesia en día de Reyes

Dic 31, 2023 / 12:21

Regresar de la muerte

Dic 24, 2023 / 12:49

Un libro de 160 Años

Dic 17, 2023 / 11:03

Los puercoespines de diciembre

Dic 10, 2023 / 10:07

El dolor por el bien ajeno

Dic 03, 2023 / 10:58

Vicio solitario

Nov 26, 2023 / 11:05

Blackout existencial

Nov 19, 2023 / 11:36

Puto, putas, putare, la palabra latina

Nov 12, 2023 / 12:11

Post – Its de esperanza

Nov 05, 2023 / 09:29

Inhalando el futuro

Oct 22, 2023 / 10:30

El demonio de la ausencia

Oct 08, 2023 / 09:33

Inocencia perdida

Oct 01, 2023 / 09:37

La pecadora

Sep 17, 2023 / 10:14

En la intemperie

Sep 10, 2023 / 10:24

Fantasma en El Haya

Ago 27, 2023 / 11:32

El amor y sus razones

Ago 20, 2023 / 13:43

El padre ausente

Ago 13, 2023 / 08:29

La muerte de Mila

Ago 06, 2023 / 12:00

La mató por amor

Jul 30, 2023 / 10:10

Amor en el bosque de los Sahuaros

Jul 16, 2023 / 10:22

Locura por calor

Jul 09, 2023 / 10:56

David, Goliat y la honda

Jul 02, 2023 / 12:25

Voces de oscuridad

Jun 25, 2023 / 12:07

Jacinto Kone

Jun 04, 2023 / 10:50

Remordimientos existenciales

May 28, 2023 / 10:05

El Precio de Vivir