Oct 18, 2021 / 12:57

El síndrome de la resignación

Sin medias tintas

Claudia Viveros Lorenzo

Fue en el año de 1990 que se supo del primer caso que se clasificó como síndrome del rechazo generalizado en el Reino Unido. Y en Suecia, como síndrome de la resignación, el cual, aunque ha bajado su número de casos identificados en los últimos años, ha estado presente, sobre todo en ese país, donde entre 2003 y 2005 se reportaron más de 400 casos.

Hace algunas semanas estuve hablando sobre la importancia de ayudar en crear generaciones resilentes, no tan de cristal, pues el mundo cada vez está más difícil y encontrarme con este padecimiento el cual no ha podido ser explicado por los médicos nórdicos y europeos a los que les ha tocado tratarlo y los cuales incluso, reportan que todavía hay pacientes sumergidos, resulta realmente interesante, pues ataca sobre todo, a infantes que han estado expuestos a traumas de violencia e inestabilidad social y cultural. Niños migrantes con historiales vulnerables. Niños gitanos, rusos, yasidíes y provenientes de los Balcanes, en donde se arrastra el tema del refugio y el asilo político.

Los niños caen en una apatía total. Dejan de caminar, de hablar, de abrir los ojos, de comer, de moverse por completo. Existen casos con más de dos años y medios de padecimiento y otros de meses. Los niños usan pañal y sondas por las cuales son alimentados. Su presión arterial es bastante normal. Todo funciona bien en ellos. Solo que no se mueven. Los psicólogos explican que su mundo se ha vuelto tan terrible, que se han vuelto a sí mismos por convicción y desconectan la parte consciente de su cerebro. Por lo que se establece que hay factores socio culturales que lo desarrollan. No es contagioso y solo se registran ocurrencias en esa parte del mundo. Algunos dicen que es una estafa por parte de las familias, a las cuales se les señala, están envenenando a sus hijos, en busca del asilo, incluso ha provocado cambios políticos en las leyes.

Se habla de generaciones de cristal, de las que nos quejamos y en la búsqueda de la empatía y el entendimiento de su actuar, entendemos que el estrés en el que están envueltos es realmente considerable. Aunque también es un hecho que muchos en la consciencia de la mejora, también está alertas de poder construir mejores entornos.

Por un momento me detuve a pensar que este síndrome se esparciera a nivel mundial. A donde iríamos a parar. Que tremendo colapso viviríamos. Los padres y antecesores en un cuidado constante por la vida de aquellos que simplemente prefieren dejarse ir, sumergiéndose en un letargo profundo sin aspiraciones a nada.

Hablamos mucho de la muerte, pero no acabamos de súper valorar la vida, y las tremendas oportunidades que tenemos por el hecho de vivirla y estar aquí presentes. Sabemos que los vientos negativos siempre van a estar soplando, pero todo depende de actitud. Si. Es trillado pero muy valido.

Actitud y de la buena es la que está escaseando. ¿Cómo la construimos? Creo que un gran comienzo es dejar de lado las cosas tan malsanas. Los cuerpos estéticos, los lujos ridículos, los influencers tan huecos, que solo quitan el tiempo y se hacen millonarios a través de likes de fans, que los consumen sin reserva y a los que enferman ante la ansiedad de querer a toda costa conseguir lo mismo que ellos, con tan poco esfuerzo.

Estas generaciones son las que se van a quedar con el planeta y con el peso de supervivencia de nuestra especie. Nosotros, los mayorcitos, lo que tuvimos la gloria de nacer en el siglo pasado ya fuimos, ya vivimos, ya disfrutamos de todo eso (que sería largo detallar, pero que usted sabe) que nos hizo los adultos que somos. Pero los nuevos, los del siglo XXI, lo lograrán?

Comentarios: draclaudiaviveroslorenzo@gmail.com

Sígame en mis redes:

Facebook: Claudia Viveros Lorenzo

Twitter: @clauss77

Linkendl: Claudia Viveros Lorenzo.

CD/YC

* Las opiniones y puntos de vista expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan la línea editorial de Cambio Digital.

Otras Columnas:

Jun 16, 2024 / 13:36

Nodal y sus víctimas

Jun 10, 2024 / 09:21

Teléfono celular: Descarado ladrón

Jun 02, 2024 / 19:34

2050

May 26, 2024 / 16:50

El insoportable calor.

May 19, 2024 / 16:29

La cultura de la disculpa

May 12, 2024 / 15:28

El descanso

Abr 21, 2024 / 22:14

Estrés hídrico

Abr 15, 2024 / 00:26

El dolor

Abr 07, 2024 / 15:58

La violencia económica

Mar 31, 2024 / 13:22

La paciencia

Mar 22, 2024 / 23:58

Kate tiene cáncer

Mar 18, 2024 / 10:39

El destino

Mar 09, 2024 / 17:52

Desaprender

Mar 03, 2024 / 13:11

El amor propio

Feb 26, 2024 / 09:22

La gente no se va

Feb 18, 2024 / 18:17

La mentira

Feb 04, 2024 / 16:21

Benito:

Ene 28, 2024 / 20:53

Enamorada de los baches

Ene 22, 2024 / 09:11

Héroe nacional

Ene 15, 2024 / 22:42

La sociedad de la nieve

Ene 08, 2024 / 08:05

Renacer

Dic 19, 2023 / 12:14

Las habilidades del siglo XXI

Nov 26, 2023 / 14:26

El odio desde el anonimato

Nov 19, 2023 / 21:26

Vergüenzas

Nov 12, 2023 / 22:43

El saludo

Nov 05, 2023 / 23:05

Andrés entre su ceguera y su sordera

Oct 23, 2023 / 00:48

El error favorito

Oct 16, 2023 / 10:54

El cuidado de la salud mental del docente

Oct 08, 2023 / 17:35

El tiempo ya no es un valor

Sep 25, 2023 / 08:54

Zombieland

Sep 18, 2023 / 08:43

El despecho de Ebrard

Sep 11, 2023 / 11:23

"Todo por amor, nada por la fuerza"

Sep 03, 2023 / 12:56

Los presupuestos son el reflejo de las prioridades de un gobierno

Ago 20, 2023 / 20:42

Una mujer presidenta para México

Ago 13, 2023 / 13:21

El callejón de los trancazos

Ago 07, 2023 / 23:10

El drama de los libros de texto

Jul 31, 2023 / 08:00

La miseria del malo

Jul 23, 2023 / 18:42

Claudia o Xóchitl

Jul 16, 2023 / 21:12

Ser o tener

Jul 09, 2023 / 14:53

La intuición

Jun 25, 2023 / 14:32

El Stealthing de Tenoch

Jun 18, 2023 / 13:25

Insatisfacción permanente

Jun 11, 2023 / 15:25

Trevi & Menéndez

Jun 04, 2023 / 17:05

Scooby

May 28, 2023 / 20:17

100 años

May 21, 2023 / 16:29

¿Quién te ha hecho tanto daño Ana?

May 14, 2023 / 15:42

Los problemas se arreglan en casa propia no en la del vecino

Abr 30, 2023 / 17:26

Nuestra evolución cerebral

Abr 23, 2023 / 20:54

Lea que no se arrepentirá.

Abr 16, 2023 / 12:57

La Crisis del Dalai “Lame”

Abr 09, 2023 / 15:05

Gestación subrogada

Abr 02, 2023 / 14:20

IA vs IN

Mar 26, 2023 / 11:14

Teléfono celular, descarado ladrón.

Mar 19, 2023 / 16:09

Norma Lizbeth

Mar 12, 2023 / 16:08

8M

Feb 26, 2023 / 15:54

Resignificar

Feb 05, 2023 / 14:31

Blogueros cubanos de realidades solo imaginadas

Ene 29, 2023 / 20:38

El abuso de Sezane

Ene 22, 2023 / 16:37

Transfeminicidio

Ene 14, 2023 / 21:07

BZRP Music Sesión #53 un fenómeno social

Ene 08, 2023 / 23:10

Ovidio

Ene 02, 2023 / 23:34

El fin del escribidor y la reyna de la prensa rosa.

Dic 25, 2022 / 14:50

El ejercicio de Sororidad de Yeri Mua

Dic 18, 2022 / 18:14

Andrés y Pedro

Dic 11, 2022 / 17:00

El segundo de la vida.

Dic 04, 2022 / 17:34

Desaparecidos

Nov 28, 2022 / 07:50

Dar sin esperar

Nov 20, 2022 / 15:02

Tenoch el Prieto

Nov 13, 2022 / 17:19

Favor con favor se paga

Oct 30, 2022 / 16:23

La verdadera inclusión

Oct 09, 2022 / 15:31

Autoreconocimiento

Sep 26, 2022 / 08:10

Baches y más baches

Sep 17, 2022 / 22:49

Tamales neoliberales

Sep 10, 2022 / 20:37

Muere Isabel II, se termina una era

Sep 03, 2022 / 15:07

La tesis no es un trámite

Ago 28, 2022 / 16:02

Dejar de romantizar

Ago 21, 2022 / 12:40

Ikigai

Ago 07, 2022 / 22:36

Solo lo barato puede comprarse con dinero

Jul 31, 2022 / 15:23

Llorar como proceso sanador.

Jul 25, 2022 / 08:35

Títulos y grados como barajitas

Jul 17, 2022 / 15:49

Escuchar para entender, no para responder

Jul 10, 2022 / 16:17

Vivir de apariencia

Jul 03, 2022 / 11:48

51

Jun 25, 2022 / 13:39

Yrma Lydia

Jun 19, 2022 / 15:23

Gordofobia

Jun 11, 2022 / 22:24

Envejecer con dignidad

Jun 04, 2022 / 22:04

Shakira codependiente

May 29, 2022 / 12:17

Entre el ghosting y el gaslighting

May 21, 2022 / 18:19

Netiqueta

May 15, 2022 / 16:44

Micromachismos

May 09, 2022 / 08:53

¿Quién ayuda a los que ayudan?

Abr 30, 2022 / 20:22

Johnny y Debanhi

Abr 24, 2022 / 16:14

Poderosa

Abr 19, 2022 / 20:33

Reprimir aleja de la solución

Abr 12, 2022 / 22:24

Aceptar al otro

Abr 03, 2022 / 16:53

De cachetadas y límites.

Mar 29, 2022 / 15:00

Sobrecalificada

Mar 12, 2022 / 20:49

Escribir es un arte

Mar 06, 2022 / 21:17

El abrazo

Feb 28, 2022 / 17:16

Vladimir y Volodímir, en la búsqueda de un diálogo urgente.

Feb 20, 2022 / 13:57

Háblese bonito

Feb 13, 2022 / 22:51

Los boletos para Bad Bunny

Feb 07, 2022 / 18:50

No haces nada

Ene 30, 2022 / 15:47

Salvador y Agustín

Ene 24, 2022 / 19:46

Adopciones exprés y exhumaciones

Ene 17, 2022 / 12:44

Donald regresando a las andadas

Ene 09, 2022 / 19:32

Infidelidades y doble moral patriarcal

Ene 02, 2022 / 17:39

Retos 2022

Dic 26, 2021 / 20:16

Todo está por las nubes

Dic 19, 2021 / 10:44

Visa mexicana

Dic 12, 2021 / 13:31

La culpa y la co responsabilidad

Dic 05, 2021 / 17:35

De Yosstop a Galilea

Nov 28, 2021 / 22:00

Veracruz inundado

Nov 21, 2021 / 15:33

La llegada de Meta

Nov 15, 2021 / 08:37

Redes de colaboración humana y creatividad

Nov 07, 2021 / 13:56

Los ricos y la hambruna mundial

Nov 01, 2021 / 10:58

El amor ágape

Oct 25, 2021 / 10:10

Ciudadanos del mundo

Oct 10, 2021 / 13:30

7 horas de libertad

Oct 03, 2021 / 14:03

Los recuerdos nos construyen

Sep 26, 2021 / 12:55

El miedo

Sep 19, 2021 / 15:20

Entre la propuesta seria y la cosificación de ésta

Jun 28, 2021 / 17:12

Orgullo y Respeto

Mar 29, 2021 / 23:11

El retorno a lo presencial