Mar 01, 2023 / 21:00

¡Qué pronto se hace tarde!

Tierra de Babel

Jorge Arturo Rodríguez

Aperitivo 1: “México es un país que también ha vivido las consecuencias de los sismos y sabe de las necesidades más apremiantes de la población, la solidaridad de las y los mexicanos queda de manifiesto en este tipo de sucesos y es el reflejo del humanismo con que se conduce cada ciudadano de esta nación”. (Diputado Juan Javier Gómez Cazarín, presidente de la Jucopo del Congreso de Veracruz, en diálogo con el Embajador de Turquía en México, İlhan Kemal Tuğ). Cierto, solidaridad y humanismo.

Aperitivo 2: “¿Cuánto ha crecido la pobreza en México durante este sexenio? De acuerdo con el Inegi, en 2022 los pobres en nuestro país eran 58.1 millones, esto es, dos y medio millones más que dos años antes. ¿Primero los pobres? Cada vez más mexicanos padecen el engaño del pobrismo y la pobretería. ¡Todo sea por ganar las elecciones! Amén.” (Tere Vale, “Pobretería”). ¿Será?

Aperitivo 3: “No nos engañemos, la profesión más antigua del mundo es la del ladrón”. (R. Eder, Ironías). Ahí les hablan.

“Entretanto, entretente” era un programa televisivo o radiofónico, no recuerdo bien, que ajusto ahora: Entretente, entretanto se agudizan los problemas en el mundo y nos atascamos del canibalismo político, sobre todo por la carrera electoral a la presidencia de México.

Cada quien jala pa’ su molino, jodidos los de junto, los vecinos… Dime qué automóvil tienes y te diré quién eres, cuánto cuestas, cuánto vales, incluso si existes. Antes, si no salías en la televisión, no existías; hoy, si no estás en las redes sociales, no eres nadie, menos si no te dan “me gusta”, ya ni se diga “compartir”. La virtualidad amada… Hablando de carreras, en la novela La hermandad de la buena suerte, de Fernando Savater, uno de los personajes dice: “… los caballos pueden ser de varias categorías, pero los humanos pertenecen todos a la misma. Desvalidos y estimables cuando carecen de poder, arrolladores y falaces –¡odiosos!- cuando lo consiguen”. No, pos sí… Sí, la aceleración de la vida, el desbocamiento, sin detenernos siquiera una milésima de segundo para reflexionar y disfrutar el latir de los corazones, del nuestro propio, de los demás. Escucho con frecuencia que dicen “Cómo se pasa el tiempo, ¿verdad?” Canta Silvio Rodríguez:

“Cómo gasto papeles recordándote
Cómo me haces hablar en el silencio
Cómo no te me quitas de las ganas
Aunque nadie me ve nunca contigo
Y cómo pasa el tiempo, que de pronto son años
Sin pasar tú por mí, detenida.”

Canciones bonitas y hasta ahí. Otro personaje de La hermandad de la buena suerte, dice: “Y se repetía: ¡qué pronto se hace tarde!, ¡qué pronto se hace tarde! Sin duda la consideración sobre nuestra vida más obvia e inevitable de todas”. Ajá. Lo dijo H. D Thoreau: “La mayoría de los hombre llevan vidas de tranquila desesperación”. Lo de siempre: “Aún nos falta mucho por hacer”.

Los días y los temas

Bien, estoy más que de acuerdo: “… de que las cosas han de mejorar… siempre han de mejorar,” escribió mi estimado Salvador Muñoz, destacado periodista, en su columna “Dani y Anilú”.

De cinismo y anexas

No me despido sin antes mencionar que allá en el cielo, el infierno, el purgatorio o a donde se haya ido, Irma Serrano hablará a calzón quitado, sin pelos en la lengua. Aquí se las dejo, aunque sea un poquito larga –sin albur.

“A calzón quitado: Irma Serrano

A mediados de 1969, corrió el rumor sobre la relación que sostenía el presidente Gustavo Díaz Ordaz y la artista Irma Serrano. Dicho por ella misma, ""lo conocí en una de tantas reuniones de políticos. Aquel personaje era un don nadie pero llegó a ser el gusano mayor para regir los destinos del país durante seis años. Descubrí que era más atractivo de lo que me imaginaba, no de su físico del cual han hecho tantas bromas, sino por su intelecto. Tiene una personalidad un tanto especial: es simpático, duro a veces, determinante y necio igual que yo"". Básicamente su relación se confinó a ""cuatro paredes"", en las casas de ella, la del Pedregal y la de las Lomas, donde se unían las buenas conversaciones, los coloquios amorosos y una que otra tarde de televisión.

Todo parecía indicar que la relación entre ellos marchaba sobre ruedas, sin embargo, la situación cambió cuando, según la propia artista, la Primera Dama, a través del Secretario de Gobernación, intervino para boicotear sus proyectos cinematográficos, discográficos y televisivos. Después de cinco años y medio, la relación amorosa terminó. Serrano, ""adolorida"" por el hecho preparó un numerito final.

Una noche, se vistió con un traje folclórico, alquiló un mariachi y se enfiló a la casa presidencial para dar una serenata a la esposa del presidente por su cumpleaños. ""Firme, Irma, firme, me dije a mí misma para recuperar el valor que se me andaba queriendo huir"". Habiendo localizado la ventana del lecho presidencial Serrano dio órdenes al mariachi para iniciar las notas de la canción que ella misma había compuesto para la ocasión:

Yo trataba a un casado
pero ya se me acabó.
Su mujer lo había celado
con todas, conmigo no.

Díaz Ordaz salió de la casa para encarar la sorpresa y agradeció a la ""señora"". Serrano le dio un ""bofetón"" que le lastimó la retina. Los guardias y militares cortaron cartucho para resolver la afrenta, pero el ciudadano presidente les marcó el alto. Serrano y su mariachi abandonaron Los Pinos para esperar lo peor. No pasó nada y posteriormente hicieron las paces.

Pero en el ánimo rencoroso de Díaz Ordaz quedaría grabada la afrenta. Durante una conferencia de prensa al ser nombrado Embajador de México en España, el ex presidente se refirió a su relación con Serrano como una experiencia con una ""totonaca"". Años después, Irma utilizaría esta ofensa dolorosa como una justificación para detallar y publicar su relación con el presidente en sus dos volúmenes de memorias A calzón quitado y A calzón amarrado.” (wikimexico.com).

Ahí se ven.

CD/GL

* Las opiniones y puntos de vista expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan la línea editorial de Cambio Digital.

Otras Columnas:

Abr 09, 2024 / 19:06

México es Méxicos

Abr 02, 2024 / 19:58

Un ferrocarril de espárragos

Mar 26, 2024 / 14:33

Una vida tranquila

Mar 12, 2024 / 22:50

Humor y amor, no la guerra

Mar 07, 2024 / 17:11

Mujeres libres

Feb 28, 2024 / 19:45

¿Cómo secar la violencia?

Feb 21, 2024 / 17:14

Paz o sumisión…

Feb 14, 2024 / 20:05

Amor, amistad y caos

Feb 06, 2024 / 23:34

Las piedras rodando…

Ene 22, 2024 / 16:47

No te calientes granizo

Ene 10, 2024 / 22:58

Feliz 2024

Dic 04, 2023 / 18:19

El Sentido Final

Nov 07, 2023 / 18:15

Un ladrón en la noche

Oct 16, 2023 / 20:22

El reloj en las horas felices

Oct 09, 2023 / 19:43

Ebrio de México

Oct 04, 2023 / 09:58

Pensar sin pensar

Sep 19, 2023 / 18:10

¿Qué hizo Dios el octavo día?

Sep 04, 2023 / 20:21

¿Verdad o mentira?

Ago 28, 2023 / 17:00

El árbol habla

Ago 24, 2023 / 21:20

Caminito de la escuela y más allá…

Ago 21, 2023 / 17:08

En la encrucijada

Ago 07, 2023 / 17:12

Indiferencia e ignorancia

Ago 01, 2023 / 20:16

¡Qué barbieriedad, Oppenheimer!

Jul 12, 2023 / 23:54

Abramos los ojos

Jun 20, 2023 / 18:25

Ranas hervidas

Jun 12, 2023 / 17:57

Para tener dulces sueños

May 31, 2023 / 20:47

¿Cómo hemos llegado hasta aquí?

May 19, 2023 / 17:44

Una antena para sintonizarnos

May 08, 2023 / 18:06

Por mi madre, bohemios

Abr 27, 2023 / 00:37

La niñez sin fantasía

Abr 20, 2023 / 17:30

Hablar, hablar y hablar

Abr 13, 2023 / 18:43

Si no leo, me aburro

Abr 10, 2023 / 18:54

Lágrimas de sirena

Mar 28, 2023 / 18:25

La armonía del universo

Mar 22, 2023 / 19:10

El reloj climático

Mar 14, 2023 / 18:51

Frasquitos de felicidad

Mar 08, 2023 / 18:12

Si yo fuera mujer

Feb 16, 2023 / 09:36

La forma endiablada del endiosamiento

Feb 01, 2023 / 19:15

Mañana: El amor

Ene 20, 2023 / 20:16

La construcción de la jaula

Ene 10, 2023 / 19:54

La realidad real

Nov 07, 2022 / 19:22

La verdad verdadera

Oct 18, 2022 / 20:19

Ceguera peligrosa

Oct 03, 2022 / 18:27

El tiempo que te quede libre

Sep 05, 2022 / 22:41

México vs México

Ago 29, 2022 / 20:00

En la plenitud de la senectud

Ago 23, 2022 / 21:54

¿De qué hablamos cuando hablamos…?

Ago 17, 2022 / 17:53

Ver para creer

Jun 15, 2022 / 20:57

Cuentas claras, gobiernos…

Jun 07, 2022 / 17:47

La humanidad en ruinas

May 31, 2022 / 22:20

La vida es un carnaval

May 23, 2022 / 21:22

México es México

May 04, 2022 / 00:04

La cultura lo es todo: Karla Montano

Abr 27, 2022 / 22:44

Cerebros ciegos, otra vez…

Abr 20, 2022 / 23:27

¡En la Madre Tierra!

Abr 06, 2022 / 20:20

Todo es ahorita

Mar 29, 2022 / 22:58

El diablo viene por todos

Mar 16, 2022 / 19:29

Al final, ¿cómo es el asunto?

Mar 09, 2022 / 21:12

Seguir con lo que sigue

Mar 02, 2022 / 19:58

¿Para qué chingaos nos sirve la memoria?

Feb 22, 2022 / 20:33

Nada del otro mundo

Feb 15, 2022 / 18:35

Segura inseguridad

Feb 08, 2022 / 20:08

Transparentar el amor

Feb 01, 2022 / 21:05

Muerte por indiferencia

Ene 26, 2022 / 20:40

El monstruo más grande

Ene 11, 2022 / 21:15

¿A qué le tiras cuando sueñas, mexicano?

Dic 16, 2021 / 20:43

Asalto a la Soledad

Dic 06, 2021 / 17:34

La humanidad en el naufragio

Sep 21, 2021 / 19:36

La memoria contra el olvido

Ago 10, 2021 / 18:58

Alma mater, enfermita