Jun 12, 2023 / 17:57

Para tener dulces sueños

Tierra de Babel

Jorge Arturo Rodríguez

"Las 'corcholatas' están desatadas y chútatelas ahora", me dice mi amigo el taxista, Crisóforo, mientras me lleva a la central de autobuses. "Y ya sabe, patrón, sólo una será destapada, y las otras o los otros, saldrán como tapón de sidra. Es la misma gata pero revolcada, como solemos decir, pero a mí lo que me da tristeza es que la gente no piense y se deje llevar por migajas, claro, cada quien le echa ganas pa' ganarse la chuleta, ¿o no mi patrón?" Siento que mi amigo Crisóforo anda encabronado, le mete el acelerador a la carcacha rumbo a la chingada, pienso.

Se detiene en el semáforo en rojo y me dice: "Por cierto, patroncito, creo que sí sabe que el 12 de junio es Día Mundial contra el Trabajo Infantil, pero no entiendo porque cada vez veo más chamaquitas y chamaquitos en la calle trabajando en lo que pueden o en lo que les obligan o esclavizan, vaya usted a saber, ya no sabemos si realmente sufren de pobreza u otra cosa". Como corroborando lo que acaba de decir mi amigo Crisóforo, unos niños se acercan a la ventanilla trasera del auto y me ofrecen chicles, dulces, galletas, cigarrillos y un chingo de pendejadillas que, hay que aceptarlo, consumimos muchos mexicanos. No hay para más, caray.

Hace una semana el Senado de la República reveló que en México 3.2 millones menores de edad se encuentran en situación de trabajo infantil, de los cuales dos millones lo hacen en ocupación no permitida, mientras que 1.2 millones realizan quehaceres domésticos en condiciones no adecuadas. Y detalló que 463 mil menores realizan actividades peligrosas y trabajan más de 36 horas a la semana.

El estudio afirma que Oaxaca tiene el porcentaje más alto; en números absolutos lo superan Puebla y Estado de México. Chiapas, Veracruz, Michoacán, Jalisco y Guanajuato registraron más de 100 mil niños, niñas y adolescentes trabajadores. ¡Madres! ¿Cuánto tiempo más necesitamos, es decir, cuántos sexenios más necesitamos para desterrar la pobreza, las desigualdades y el embobamiento de un mundo feliz?

Crisóforo, mi amigo el taxista, conocedor por lectura y experiencia, se enfila hacia la central camionera y me comenta: "No se me agüite, patroncito, este es el México que queremos, fíjese nomás que me llevo bien con la directora de Matraca, creo que es Movimiento de Apoyo a Niños Trabajadores de la Calle, la licenciada Erika Antonio Blanco, bueno, no sé si sea licenciada, pero eso no importa, y me dio unos datos, otros datos". Crisóforo se carcajea y continúa: "Me dijo que el número de migrantes menores de edad aumentó en calles y cruceros de la ciudad de Xalapa, algunos son del país, otros de Honduras y Venezuela. Y fíjese, me dijo que en el centro vemos chiapanecos, oaxaqueños que vienen del interior de la República, hay muchas niñas que venden artesanías como blusas bordadas, pero están en constante movimiento. Y, la verdad, patroncito, yo veo un chingo de chilpayates aquí y allá, ¿y qué madres hace el gobierno?"

No le contesto, hemos llegado a mi destino, le pago y le digo: "Cuídese Crisóforo, hasta luego". En el autobús rumbo a Puebla, me adormezco y se me viene a la memoria la pregunta que escuché algún día: "¿Por qué algunos niños ponen azúcar debajo de la almohada? Para tener dulces sueños."

"¡Qué pinche mundo!", pienso. Y me quedo dormido.

Los días y los temas

Para variar, el Inegi informa que "la forma de vestir, el peso y la estatura son los elementos por los que los mexicanos se sienten más discriminados en el país, algo que se agudiza por factores como el tono de piel, la pertenencia a una comunidad indígena o el ser migrante."

Agrega: "En 2022, 23.7% de pobladores del país reportaron experimentar algún acto de discriminación en su contra, un aumento respecto al 2017, donde la prevalencia fue de 20.2%."

¡México lindo y querido! Ya lo han dicho: ¡México lindo y qué herido! Pero vendrán sexenios mejores, ya lo verán.

De cinismo y anexas

Vaya, la dicha de la niñez, aunque no siempre, ni la dicha ni la niñez. En fin, mientras les dejo lo siguiente.

-¿Qué le dice un techo a otro?

-Techo de menos.


El profesor le pregunta a Jaimito:

-¿Cómo suena la M con la A?

-Ma.

-Muy bien. Y si le colocas una tilde, ¿cómo suena?

-Matilde.


Va un niño pequeño por la calle, perdido, y se dirige a un guardia para pedirle información sobre sus padres:

-Oiga señor, ¿no habrá visto usted a una señora sin un niño como yo?


Dos niños charlan tras un examen:

-¿Qué tal te ha salido?

  • Fatal, lo he dejado en blanco. ¿Y a ti?

-¡A mí igual! ¡Van a pensar que nos hemos copiado!

Hasta la próxima.

CD/GL

* Las opiniones y puntos de vista expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan la línea editorial de Cambio Digital.

Otras Columnas:

Feb 21, 2024 / 17:14

Paz o sumisión…

Feb 14, 2024 / 20:05

Amor, amistad y caos

Feb 06, 2024 / 23:34

Las piedras rodando…

Ene 22, 2024 / 16:47

No te calientes granizo

Ene 10, 2024 / 22:58

Feliz 2024

Dic 04, 2023 / 18:19

El Sentido Final

Nov 07, 2023 / 18:15

Un ladrón en la noche

Oct 16, 2023 / 20:22

El reloj en las horas felices

Oct 09, 2023 / 19:43

Ebrio de México

Oct 04, 2023 / 09:58

Pensar sin pensar

Sep 19, 2023 / 18:10

¿Qué hizo Dios el octavo día?

Sep 04, 2023 / 20:21

¿Verdad o mentira?

Ago 28, 2023 / 17:00

El árbol habla

Ago 24, 2023 / 21:20

Caminito de la escuela y más allá…

Ago 21, 2023 / 17:08

En la encrucijada

Ago 07, 2023 / 17:12

Indiferencia e ignorancia

Ago 01, 2023 / 20:16

¡Qué barbieriedad, Oppenheimer!

Jul 12, 2023 / 23:54

Abramos los ojos

Jun 20, 2023 / 18:25

Ranas hervidas

May 31, 2023 / 20:47

¿Cómo hemos llegado hasta aquí?

May 19, 2023 / 17:44

Una antena para sintonizarnos

May 08, 2023 / 18:06

Por mi madre, bohemios

Abr 27, 2023 / 00:37

La niñez sin fantasía

Abr 20, 2023 / 17:30

Hablar, hablar y hablar

Abr 13, 2023 / 18:43

Si no leo, me aburro

Abr 10, 2023 / 18:54

Lágrimas de sirena

Mar 28, 2023 / 18:25

La armonía del universo

Mar 22, 2023 / 19:10

El reloj climático

Mar 14, 2023 / 18:51

Frasquitos de felicidad

Mar 08, 2023 / 18:12

Si yo fuera mujer

Mar 01, 2023 / 21:00

¡Qué pronto se hace tarde!

Feb 16, 2023 / 09:36

La forma endiablada del endiosamiento

Feb 01, 2023 / 19:15

Mañana: El amor

Ene 20, 2023 / 20:16

La construcción de la jaula

Ene 10, 2023 / 19:54

La realidad real

Nov 07, 2022 / 19:22

La verdad verdadera

Oct 18, 2022 / 20:19

Ceguera peligrosa

Oct 03, 2022 / 18:27

El tiempo que te quede libre

Sep 05, 2022 / 22:41

México vs México

Ago 29, 2022 / 20:00

En la plenitud de la senectud

Ago 23, 2022 / 21:54

¿De qué hablamos cuando hablamos…?

Ago 17, 2022 / 17:53

Ver para creer

Jun 15, 2022 / 20:57

Cuentas claras, gobiernos…

Jun 07, 2022 / 17:47

La humanidad en ruinas

May 31, 2022 / 22:20

La vida es un carnaval

May 23, 2022 / 21:22

México es México

May 04, 2022 / 00:04

La cultura lo es todo: Karla Montano

Abr 27, 2022 / 22:44

Cerebros ciegos, otra vez…

Abr 20, 2022 / 23:27

¡En la Madre Tierra!

Abr 06, 2022 / 20:20

Todo es ahorita

Mar 29, 2022 / 22:58

El diablo viene por todos

Mar 16, 2022 / 19:29

Al final, ¿cómo es el asunto?

Mar 09, 2022 / 21:12

Seguir con lo que sigue

Mar 02, 2022 / 19:58

¿Para qué chingaos nos sirve la memoria?

Feb 22, 2022 / 20:33

Nada del otro mundo

Feb 15, 2022 / 18:35

Segura inseguridad

Feb 08, 2022 / 20:08

Transparentar el amor

Feb 01, 2022 / 21:05

Muerte por indiferencia

Ene 26, 2022 / 20:40

El monstruo más grande

Ene 11, 2022 / 21:15

¿A qué le tiras cuando sueñas, mexicano?

Dic 16, 2021 / 20:43

Asalto a la Soledad

Dic 06, 2021 / 17:34

La humanidad en el naufragio

Sep 21, 2021 / 19:36

La memoria contra el olvido

Ago 10, 2021 / 18:58

Alma mater, enfermita