Jun 19, 2024 / 14:52

No sólo el cilantro; chile, lechuga y otras verduras aumentan el precio de la canasta básica

* En los últimos meses se ha reportado el incremento de precio de las verduras, sin embargo, las condiciones climáticas del país se ha sumado a los factores que encarecen estos alimentos

México.- La dieta básica mexicana se caracteriza por estar acompañada, en su mayoría de una buena salsa que corone el platillo que se degusta. Ya sea verde o roja, este aderezo está presente en los hogares de México desde hace siglos, sin embargo, con el aumento de los precios de las últimas semanas, la población ha considerado como un “lujo”.

Pero, ¿por qué han aumentado los costos de frutas y verduras básicas? En los últimos años, los precios de los alimentos se han disparado debido a problemas de producción ocasionados por las sequías y la erosión de los cultivos.

Según datos de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), en estados como Tamaulipas y Veracruz, se han reportado alzas de hasta un 200% en el precio de algunas verduras. Esta situación ha llevado a los consumidores a pagar mucho más por productos esenciales para la alimentación, no solo para aquellos alimentos hechos en casa, sino también los que se consumen en restaurantes y puestos de comida, donde también han ajustado el monto a pagar.

¿Qué frutas y verduras subieron su precio?

El impacto de la sequía en el país ha afectado al tomate, azúcar, pepino, cilantro y frijol, cuyos costos han aumentado considerablemente. Hasta la tercera semana de junio, las hortalizas como el cilantro, las verdolagas y las espinacas presentaron incrementos notables. Por ejemplo, el precio del cilantro ha pasado de 100 pesos a 360 pesos por racimo para los comerciantes, mientras que el costo para los consumidores ahora oscila entre los 8 hasta los 20 pesos dependiendo el estado, según el Sistema Nacional de Información e Integración de Mercados (SNIIM).

De acuerdo con la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC), otros productos también han visto aumentos considerables son el brócoli, que se vende ahora a 60 pesos el kilo, el chayote, que ya alcanzó un precio de 70 pesos el kilo y la lechuga se reporta hasta 40 pesos por pieza, aunque anteriormente se encontraba en 25 pesos. En el caso del jitomate, que ha sido uno de los productos con precios más volátiles en los últimos meses, alrededor de 10 pesos, y ahora se encuentra en un precio promedio de 35 pesos.

El Quién es Quién en los precios, de la Profeco, expuso que hasta el 7 de junio el chile serrano tenía un precio promedio de 56.33 pesos por kilo, mientras que otros productos como el azúcar y el huevo se encuentran por encima de los 30 pesos por kilogramo.

LaANPEC emitió un comunicado en el que condenó el consumo irresponsable que tiene la sociedad, así como el poco cuidado de los cultivos. La Asociación detalló que esto es lo que causa la subida de precios y la escacez de productos y recordó que no tomar acciones contra el calentamiento global también afecta a la producción agrícola, la actividad ganadera y la pesca, encareciendo los alimentos esenciales, y a su vez complicando el poder adquisitivo de la gente.

La sequía es la responsable

En los últimos meses, México ha enfrentado un aumento en los precios de ciertos alimentos debido a las condiciones climáticas adversas. Las olas de calor extremo y la persistente sequía han afectado significativamente la disponibilidad y producción de hortalizas, incrementando su costo.

Según un informe del Banco de México (Banxico) sobre las economías regionales correspondientes al primer trimestre de 2024, la producción de alimentos como el cilantro, chayote, lechuga y chícharo ha disminuido notablemente. El cilantro, en particular, es uno de los cultivos más afectados debido a su alta demanda en la cocina mexicana y los cuidados específicos que requiere.

Las condiciones de sequía han impactado a casi todas las regiones productoras. En la región norte del país, incluyendo Baja California, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Sonora y Tamaulipas, la producción de cultivos industriales y forrajeros ha disminuido. Los productores indican que la superficie destinada al cultivo de sorgo se redujo por los bajos precios de venta y la baja rentabilidad debido a la sequía.

En estados del centro como Guanajuato, Querétaro y Puebla, la sequía ha impactado severamente la producción de maíz forrajero. En Michoacán, uno de los principales productores de aguacate, la sequía ha perjudicado el desarrollo de huertas de este fruto esencial para la economía agrícola del estado.

El análisis de Banxico destaca que, para mayo de 2024, el 80.3% de la producción agrícola nacional podría haber estado expuesta a condiciones de sequía extrema, con cultivos como maíz grano, aguacate, caña de azúcar, jitomate y agave siendo los más vulnerables. En el sur del país, cultivos como el limón y la caña de azúcar han mostrado impactos significativos desde finales de 2023. En abril de 2024, algunos cultivos evidenciaron una ligera reducción en su exposición a la sequía con el inicio de la temporada de lluvias, pero los niveles volvieron a incrementarse en mayo. Productos como la fresa, el aguacate y el sorgo mostraron más del 90% de exposición a condiciones secas.

Se espera que si las condiciones climáticas no mejoran, la escasez y el encarecimiento de estos productos agrícolas persistan, lo cual podría agravar la situación económica de muchas familias y productores en todo el país. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) también alertó sobre posibles incrementos en los precios de cereales, vegetales, lácteos, cárnicos y azúcar debido a fenómenos climáticos adversos como la sequía. Aunque estos aumentos globales no son todavía generalizados, la situación en México evidencia cómo los factores climáticos pueden influir en el costo de los alimentos esenciales.

Con información de: Infobae

CD/MF

Notas del día: