Escucha

DOMINGO 17 DE OCTUBRE

El tiempo - Tutiempo.net
Oct 12, 2021 / 09:54

No hay marcha atrás. Anda más bravo que un guao

Marcelo Ebrard dijo en una reunión en el Senado que no declinará por ningún candidato en 2024 y, de ese modo, se alineó con el discurso de Ricardo Monreal Ávila que días atrás aseguró que estará "si o si" en la boleta. El canciller fue claro al decir que "solo decline en el 2000 en favor de Andrés Manuel y fue para que el PAN no ganara la Ciudad".


La definición del canciller le aporta emoción al proceso sucesorio de cara a 2024. De los presidenciables de la 4T ya hay dos que aseguran que no están dispuestos a encolumnarse detrás del proyecto de la jefa de gobierno capitalino.


La referencia histórica de Ebrard dice mucho y arroja mensajes encriptados. El canciller no se refiere a 2012, cuando dejo transitar la candidatura presidencial de López Obrador a pesar de que él tenía para ser el candidato natural ya que era el jefe de gobierno de CDMX. Es un giro táctico porque evita aludir a una campaña en la cual el presidente perdió y porque instala la tesis de que él nunca buscó esa candidatura.


La referencia a la elección capitalina de 2000 tiene más sentido porque Ebrard dice que dejó pasar a AMLO porque sino "el PAN ganaba la Ciudad", lo cual era una probabilidad muy posible si se considera el golpe que traía la campaña de Vicente Fox.


En esa campaña, Santiago Creel Miranda buscó intensamente a Ebrard para articular una alianza en el entonces Distrito Federal. Ebrard era la figura del llamado Partido del Centro Democrático y Creel buscaba un acuerdo para vencer a Jesús Silva Herzog, del PRI. Finalmente Ebrard se alineó con AMLO, en un cónclave a metros del Zócalo, pasadas las tres de la madrugada. Era marzo de 2000.


Los dichos del canciller refieren al pasado pero tienen eco en el presente, especialmente si se considera que diversos exponentes del PAN y del PRI lo mencionan como posible candidato del Frente opositor en 2024.

CD/YC

Otras: