Escucha

SÁBADO 21 DE MAYO

El tiempo - Tutiempo.net
Nov 27, 2021 / 11:11

Muñecas llevan el rostro de víctimas de feminicidios y desaparecidas

Isabel Zamudio

Orizaba, Ver.- Jóvenes víctimas de feminicidios, chicas desaparecidas, feministas, investigadoras, catedráticas universitarias, una partera tradicional y profesionistas diversas, fueron las mujeres que inspiraron a Araceli “Liz” Ledezma, a elaborar muñecas personalizadas con la ropa y rostros de las mismas.

Con las muñecas buscan recordarle a las autoridades que no han hecho su trabajo; no hay justicia, y la violencia feminicida en Veracruz, con 77 casos en lo que va del año, persiste.

Liz Ledezma entregó a Rocío Beatriz Sierra Bedolla, la muñeca de su hija Michelle Llame Sierra de 20 años, desaparecida y hallada muerta en abril de 2020 en una cueva del Cerro del Borrego en Orizaba.

Dos días después de su desaparición una mujer llamó a Beatriz exigiéndole 250 mil pesos o mataría a la chica; a los seis días la hallaron muerta.

La amiga de su hija, Aidé Atenea de 18 años sigue desaparecida y el caso estancado, ni línea de investigación tienen las autoridades.

“Hasta estas fechas aún no se encuentra a Atenea, las autoridades no han hecho nada en lo absoluto, ni para encontrar los culpables de la muerte de mi hija, ni han encontrado a Aidé Atenea, sigue la niña desaparecida a un año ocho meses y esto no tiene avances, no tienen línea de investigación, no hay nada, nada”, expresó Rocío Beatriz Sierra Bedolla.

“Quiero justicia, quiero que las autoridades hagan su trabajo, lo que es, que no les arden las manos recibir un sueldo de algo que no están haciendo por algo que no hacen que es encontrar a los criminales a la gente que hace daño”.

Por su parte Zaida Suárez Rivera recibió la muñeca de su hermana Ámbar Nayelli Suárez Rivera, desaparecida desde el 2 de octubre de 2013; su ex pareja Francisco Javier Mendoza Ruiz está en la cárcel, pero no ha sido sentenciado y se niega a decir qué hizo con la joven estudiante de Odontología de la Universidad Veracruzana en el Puerto de Veracruz.

“La desaparición de mi hermana fue un golpe muy duro, más para mi madre que hasta el día que falleció ella no paró; días antes de que mi mamá falleciera tuvimos un careo con él porque quería seguir su proceso en libertad. Mi mamá falleció hace casi tres años y nosotros hemos seguido en la lucha porque no vamos a descansar hasta encontrar a mi hermana que no le hacía daño a nadie, era un ser de luz” indicó.

Lamentó que el feminicida siga sin ser sentenciado.

“No hay sentencia, se ampara él por cualquier cosa, queremos una sentencia pero obviamente lo que más nos importa es que nos diga donde está ámbar, que hizo con ámbar a quien se lo entregó, es lo que queremos que hable, las autoridades pueden hacerlo hablar más no quieren; eso estamos esperando”.

Orizaba, Xalapa y Veracruz son los municipios con más desapariciones y feminicidios en la entidad

Natalia De Marinis, antropóloga investigadora apuntó que el problema persiste.

“Ha sido en diferentes años una de las regiones que mayor número de personas desaparecidas ha reportado; hoy en día las ciudades de Xalapa y Veracruz son las dos ciudades que mayores desapariciones, asesinatos y Feminicidios reporta…en diferentes años la región de Cordoba-Orizaba han ocupado los primeros lugares sobre todo de desaparición de personas”.

Las 13 muñecas elaboradas por la artista textil fueron entregadas en el marco de la conmemoración del Día Internacional para Erradicar la Violencia contra las Mujeres.

Para Zaida Suárez la muñeca es parte de su hermana.

“Esta muñeca es como que, desde la desaparición de un ser querido yo creo que te refugias en lo único que te queda, su ropa, su perfume y ya tener esta muñeca como que encuentras un consuelo, tienes algo que abrazar y no nadamas un pedazo de ropa o una almohada; está representando algo más palpable”.

Rocío Beatriz Sierra la considera un consuelo.

“Es de ella es lo que le gustaba usar. Para mí es un consuelo, le juro que cuando la recibí lloré como no tiene usted idea, tener a mi hija otra vez en mis brazos, con su ropa lo que ella le gustaba, verle su carita, los ojos comer miel que ella tenía, para mi es un consuelo”.

Natalia De Marinis, resaltó la labor de Liz Ledezma con su arte.

“Con los muñecos que van tejiendo solidaridades y vínculos entre las mujeres, son un alivio ante tanta injusticia y tanta impunidad que hay en relación con los casos de mujeres victimas de violencia, de asesinatos, feminicidios y desapariciones”.

CD/YC

Notas del día: