Logo Twitter Logo Facebook Logo Instagram Logo YouTube Logo Whatsapp Logo Telegram

El tiempo en Boca del R�o, Veracruz:
Oscuridad y luz difusa(3)
Manuel Zepeda Ramos
Feb 21, 2021 / 20:45
- del teatro Tayita al segundo objeto en el anular-

Mientras los meteorólogos anuncian otro frente polar que amenaza al norte del país y por ende surge la posibilidad de otro posible apagón que volviera a poner en alerta a la industria del norte y a sus mexicanos habitantes por falta de energía eléctrica, los analistas informados de la economía señalan que en las últimas horas existieron movimientos reales en los bancos del país por retiros de 30 mil millones de pesos de bonos M que han permitido, entre otras cosas, la estabilidad del peso.
¿Y eso qué? se preguntarán amigos lectores. Simplemente que quien retira sus ahorros, exige su devolución en dólares como así los introdujo cuando lo solicitó. Los analistas observan una naciente fuga de capitales en nuestro país como consecuencia de las conductas exhibidas por Él -¿quién más? si solo hay una voz en los "Monólogos de la Mañana"- que pudiera afectar al peso mexicano. Asunto grave.
El escándalo energético de la semana pasada, que nos llevó al primer apagón de consecuencias alarmantes para México, me lleva a volver a tocar el tema del gas natural que, al día de hoy, la CFE utiliza el 40% para la generación del total de su energía.
¿México importa todo el gas natural desde Texas?
Es correcto.
Lo hace desde la reforma energética de Peña Nieto porque Texas es el principal y abundante productor de gas que hay en el Mundo. Desde que se convirtió en el principal explotador de petróleo de la Tierra, también lo es del gas natural -va aparejado a la extracción del crudo aceite, ya señalado en el artículo anterior-. Es tanto y abundante el gas que su costo es ridículamente barato: 3.50 dólares el pie cubico. Teniéndolo a tiro de piedra ¿Por qué no comprarle a Texas un producto a punto del regale por su exceso, cuyo pronóstico de abundancia y poca demanda lo garantizaría por muchos años?
México autorizó en sus rondas la construcción de gasoductos con capital mexicano y extranjero para distribuir el gas hacia los principales centros de producción industrial y de energía en el país. Recuerdo un "Monólogo de la Mañana" en donde Él anunció la extensión de los gasoductos hacia la península de Yucatán para llevar gas natural a la industria de allá para poder desarrollarla, olvidándose por cierto del gas natural para el sur que deja, de tajo, a Chiapas y Tabasco sin su beneficio. Allí está en SPIN, para quien lo quiera consultar.
Pero vino la tormenta inesperada aunque anunciada con un mes de anticipación pero sin imaginar de lo que sería capaz. Y con la tormenta, empezaron las culpas atribuidas, ya acostumbradas y practicadas un día sí y otro también.
Es que "México no autorizó la explotación del gas en territorio mexicano", se dijo en palabras más , palabras menos.
Parcialmente cierto.
El plan de la nueva reforma energética habría de seguir por ser un ordenamiento constitucional. En las rondas se autorizaron proyectos de exploración, explotación de gas natural en el territorio mexicano y construcción de almacenamientos en un México que hoy ocupa el sexto lugar en el Mundo en existencia de yacimientos de gas natural en varias entidades federativas. Somos ricos en gas natural y eso es muy importante para el futuro nacional.
¿Qué sucedió?
Que el gobierno entrante de la esperanza canceló los proyectos señalados, porque, se dijo, "fueron hechos para robar", también con palabras más, palabras menos.
Llegó la locura helada y, en cuestión de horas, el precio de 3.50 se disparó a mas de 200. El gas natural se volvió, de la noche fría a la mañana también fría, en un artículo de alta competencia en el mercado competitivo de Gran Bretaña y Europa, principalmente; sobre todo en los países de la península escandinava que habrían de ser presa del mercado de gas natural ruso ante la baja en la producción de Groenlandia. De un soplido, el gas natural se convirtió en instrumento de guerra comercial global.
¿Ahora le compraremos a Texas el gas natural a más de 200?
Pues no y pues sí.
Pues no, porque las disposiciones de la reforma energética dejaron muy claro el pago de un servicio para conservar el precio, mismo que se venía haciendo, religiosamente, desde que entró en funciones.
Pues sí, porque la CFE, la responsable de hacerlo, no realizó el pago. Se le olvidó.
Sin precio protegido y sin lugar de almacenamiento ¡cómo!
Aunque Texas ya levantó el veto al Mundo para su venta, incluido su propio país -Texas, potencia mundial, se mueve comercialmente autónomo, como lo hace California, también potencia-, es muy probable que México decida seguir comprándole gas a nuestro vecino gringo, dado que tenemos la infraestructura para ello, aunque sea arriba de 200.
Aparece, eso si y con mucha fuerza, como el ganador de cualquier trifecta en el hipódromo cercano a la meta, el combustóleo y el carbón, los productos en abundancia que las CFE posee, gracias al trabajo impecable de PEMEX. El segundo anillo al dedo aparece en escena, aunque contamine y mate. No importa. Al tiempo.
Mientras, por si algo faltara, la reforma preferente a la ley de la CFE, sigue su curso. El espectáculo de carpa en San Lázaro, a todo lo que da. El impresentable diputado Noroñas, haciendo de la suyas en constante burla a la oposición con su coro morenístico y grosero; aunque, eso si, le descubrimos un avance en su búsqueda de la candidatura presidencial: estuvo sin cubre bocas toda la sesión, requisito importante, de muchos por supuesto, para alcanzarla en la carrera que ya arrancó.
En el pleno de la próxima semana, habrá de aprobarse, irremediablemente, sin una sola coma modificada, la preferente iniciativa, para vergüenza de quienes queremos a México. Vendrán demandas y escándalos, nacionales e internacionales que habrán de perderse y habrán que pagarse. Y todavía no hablamos del T-MEC.
¡Qué necesidad!
A la oposición le queda el recurso de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. No puedo dejar de acordarme de la decisión del TRIFE de hace horas, de contra ordenar al INE un asunto ya saldado y mandatado ¡por el mismo TRIFE! Mientras, el "magistrado billetes", también impresentable, hoy presidente del órgano que sancionará las elecciones, se va con todo y familia más amigos que lo acompañan, a esquiar a las nieves gringas en estos tiempos de Pandemia. Ya veremos que pretexto pone. Igual que López Gatel con sus vacaciones.
6 de junio no se olvida.

CD/JV

* Las opiniones y puntos de vista expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan la línea editorial de Cambio Digital.
COLUMNAS
Logo Inferior

Teléfono: (229) 922-97-15 / redaccion@cambiodigital.com.mx

/
/
/
/
/
Consejo Editorial

Derechos Reservados® Cambio Digital 2015
Logo Radio