Logo Twitter Logo Facebook Logo Instagram Logo YouTube Logo Whatsapp Logo Telegram

El tiempo en Boca del R�o, Veracruz:
En la Mira
Las cartas marcas en el Poder Judicial
Silverio Quevedo Elox
Nov 26, 2019 / 20:40
El próximo cuatro de diciembre se realizará el pleno donde se tendrá la enorme responsabilidad de elegir a un presidente o presidenta del Tribunal Superior de Justicia que sea al nivel que requiere y exige el organismo para una mejor y mayor procuración de justicia en Veracruz.

Mucho se ha dicho de la permanencia o el retiro del actual titular, Edel Alvarez Peña quien cumple un periodo que inició el 1 de diciembre de 2016, cuando fue electo presidente del TSJ y del Consejo de la Judicatura del Estado del estado de Veracruz, para el periodo 2016-2019.

Como ha trascendido, pero al mismo tiempo, ha cobrado fuerza lo contrario, Edel pretende extender su ciclo, durante el cual ha generado un oscuro accionar al frente del Poder Judicial, y de ser así, ocuparía el cargo hasta 2021.

Recientemente trascendió que ante reporteros Alvarez Peña, off the record, se despidió y dejó entrever que difícilmente podría quedar una vez más como Presidente, pero despertó también sospechas de este desliz de confianza hacia los comunicadores.

Sea cual sea la decisión, ésta recaerá en lo que los jueces al interior del sistema llaman un minipleno, conformado por personajes que también enfrentan señalamientos y de no muy buena curricula, para decidir el futuro de tan golpeada institución.

Existe zozobra porque una mala decisión no solo arriesga al futuro del Poder judicial sino de los que lo componen como son jueces, secretarios, proyectistas, escribiente. En manos de estas personas está el destino de una sociedad en la impartición de justicia así como cientos de empleados de la misma, aseguran con preocupación.

Y es que en la mayoría de los integrantes que habrán de decidir hay una serie de señalamientos. Ha corrido la versión que una carta fuerte que se baraja al interior es la magistrada Lizbeth Hernández Ribón, de quien se afirma nunca ha tenido funciones de mando y quien ha hecho algunas expresiones denostativas sobre los jueces como “muertos de hambre” cuando pasó de vivir en una modesta casa, a una mansión en el fraccionamiento Las Animas, en muy poco tiempo.

En su ficha curricular política se establece que pasó “de secretaria a una magistratura ayudada por el ex magistrado Javier Hernández Hernández , asesor de Edel Alvarez, y quien salió del Tribunal Electoral, donde amasó imponente fortuna.

Fue quien realizó labor de convencimiento para apoyar a Lizbeth, desde donde se tejieron hechos de impunidad y corrupción, según las versiones dentro del TSJ, y colocación de colaboradores sin capacidad incluso, más que la de tapar los enjuagues al interior de la institución.

Tocará pues, a Isabel Inés Romero Cruz, Alejandro Hernández Viveros, Marco Antonio Lezama, Julio César Díaz, Patricia Montelongo Guerrero, Cecilia Castañeda Palmeros, Amadeo Flores Villaba, Lizbeth Hernández Ribbon y Gilberto Bello Nájera, conformar el pleno selectivo.

En su manifiesto de inconformidad, las voces dentro del TSJ se dirigen al gobernador del Estado, Cuitláhuac García para exponerle:

“Los veracruzanos votaron por un cambio, no defraude, la sociedad lo demanda, el PODER JUDICIAL es muy importante analice trayectoria judicial, ética y profesionalismo

Ya mucho daño se le hizo a la institución acaso se pondrá otro clavo mas al Estado de Veracruz.

Las condiciones en décadas no han cambiado ustedes creen que con este circo de payasos cambiara algo para bien vienen mas despidos colocando a compadres o amigos?

Y de la lista de los mencionados destacan:

1.- Isabel Inés Romero Cruz, quien carga una pesada losa al ser cesada de la quinta sala por la magistrada Teresa Álvarez.

2.- Alejandro Hernández Viveros, quien ingreso al Poder Judicial en el sexenio de Miguel Alemán cuando eran los sueldos muy bajos salió corriendo de la institución regresando al tiempo por intereses de utilizar al poder judicial y lográndolo con esa protección e impunidad para lograr ser el dueño del mercado de Poza Rica al apropiarse de todos los puestos.

3.- Patricia Montelongo es conocida por prepotente y altiva siendo magistrada aún con instructivos de responsabilidad y a quien le gusta “hacer dinero a diestra y siniestra".

Otro más es Julio César Díaz de quien se cataloga sin carrera judicial, nula experiencia y capacidad. Fue nombrado por Miguel Angel Yunes cuando las magistraturas en ese periodo tenían precio

Amadeo Flores Villalba, el "junior" es un magistrado de dedazo.

De esta forma solo con los primeros de la lista se afirma que la mayoría están colocados bajo intereses y no por un ascenso natural.



CD/GL

* Las opiniones y puntos de vista expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan la línea editorial de Cambio Digital.
COLUMNAS
Logo Inferior

Teléfono: (229) 922-97-15 / redaccion@cambiodigital.com.mx

/
/
/
/
/
Consejo Editorial

Derechos Reservados® Cambio Digital 2015
Logo Radio