Logo Twitter Logo Facebook Logo Instagram Logo YouTube Logo Whatsapp Logo Telegram

El tiempo en Boca del R�o, Veracruz:
Sin Tacto
Rozario Piedra Hivarra
Sergio González Levet
Nov 11, 2019 / 12:29
Decía así su twitter, signado bajo @RosarioPiedraIb:

NO SABREMOS CUANDO HABRÁ
OTRO AMLO.
NO DESAPROBECHEMOS ESTA
OPORTUNIDAD DE HACER
HISTORIA.

Sí, escrito con el “CUANDO” sin acento y el horroroso “DESAPROBECHEMOS” con B de burro grandote. Además del “SABREMOS”, conjugado en el modo subjuntivo sin ninguna razón.
Rosario Piedra Ibarra acaba de ser elegida por los senadores como la nueva Presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, y en otra joya de su twitter dijo algo así como que, aunque no tiene experiencia ni la formación académica adecuada (es licenciada en psicología por la Universidad Autónoma de Nuevo León y presume una maestría en Psicopedagogía –con tufo a patito- por la Escuela de Ciencias de la Educación), ella fue una víctima y eso le da el nivel para ser titular del organismo.
Si siguiéramos ese orden de reflexión, podríamos decir con la señora que entonces al frente de la Secretaría de Salud debería estar un enfermo de cáncer y como titular de la Secretaría de Hacienda una persona agobiada por las deudas.
No entiendo cuáles fueron las razones de los 76 senadores que dicen que votaron por la hija de doña Rosario Ibarra de Piedra, y hasta no sé si lo hicieron sin pensar, solamente siguiendo una indicación del huey tlatoani moreno, como parece que han acostumbrado en otros casos.
Porque cómo decidir por una persona sin conocimientos frente a aspirantes que tenían una impecable hoja de servicios y una larga carrera en el área de los derechos humanos.
Elijo al azar entre los otros aspirantes, y tomo el caso de Namiko Matsumoto Benítez, Presidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Veracruz que tiene un doctorado en Derecho, adjunto a un currículum impresionante en el desarrollo de su profesión.
¡Y puede escribir además sin faltas de ortografía!
Ya son muchos casos los que se le acumulan a la 4T en los que han impulsado por orden superior a personas para que ocupen puestos sin tener el perfil mínimo, y eso está poniendo en entredicho la reiterada promesa de Andrés Manuel López Obrador de “No mentir, no robar, no traicionar al pueblo”.
Yo le pregunto a los señores del gobierno, de los gobiernos: ¿por qué no dejar que las leyes imperen sobre las elecciones y las designaciones? ¿Por qué meter con calzador a amigos, familiares, aliados o afortunados que no merecen estar en posiciones de primer nivel?
¿Cuál será la necedad de meter la mano en los organismos autónomos y poner en ellos a incondicionales?
¿Será que se está trazando un camino hacia una dictadura?
Cuidado, señores, que el pueblo no se equivoca, y si se equivoca, termina por enmendar su error.
Ahí está el ejemplo de Evo Morales.

sglevet@gmail.com



CD/GL

* Las opiniones y puntos de vista expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan la línea editorial de Cambio Digital.
COLUMNAS
Logo Inferior

Teléfono: (229) 922-97-15 / redaccion@cambiodigital.com.mx

/
/
/
/
/
Consejo Editorial

Derechos Reservados® Cambio Digital 2015
Logo Radio