Oct 11, 2021 / 08:00

Evangelio del día 11 de octubre de 2021

Lunes, 11 De Octubre
Lunes de la vigesimoctava semana del Tiempo Ordinario
Calendario ordinario

San Juan XXIII , San Nicasio de Vexin

Evangelio según San Lucas 11,29-32.

Al ver Jesús que la multitud se apretujaba, comenzó a decir: "Esta es una generación malvada. Pide un signo y no le será dado otro que el de Jonás.

Así como Jonás fue un signo para los ninivitas, también el Hijo del hombre lo será para esta generación.

El día del Juicio, la Reina del Sur se levantará contra los hombres de esta generación y los condenará, porque ella vino de los confines de la tierra para escuchar la sabiduría de Salomón y aquí hay alguien que es más que Salomón.

El día del Juicio, los hombres de Nínive se levantarán contra esta generación y la condenarán, porque ellos se convirtieron por la predicación de Jonás y aquí hay alguien que es más que Jonás.

Extraído de la Biblia: Libro del Pueblo de Dios.

........... . . . . .

Bulle Simeón el Nuevo Teólogo (c. 949-1022)
monje griego
Himno 42, (SC 196, Hymnes III, Cerf, 2003)

Mi palabra se elevará el día del Juicio

Soy el Pastor y el Maestro de quienes lo desean. De otros, en cambio, soy el Creador, el Dios natural, pero no soy el Rey, ni el Guía, ya que no han tomado su cruz par a seguirme. Son hijos, esclavos e instrumentos del Adversario. Mira esos terribles misterios, su inconsciencia, mira y gime sobre ellos, si puedes a toda hora. Ellos son llamados de la oscuridad a la luz que no declina, de la muerte a la vida, de los infiernos al cielo, de lo provisorio y corruptible a la gloria eterna. Sin embargo, se ponen en cólera y enfurecen contra quienes les enseñan. En vez de seguirme, traman contra ellos toda clase de engaños, prefieren morir antes que dejar las tinieblas y las obras de tinieblas. (…)

No los obligues a hacer lo que les enseñas: repíteles simplemente mis palabras y exhórtalos a observarlas como lo que les procura la vida eterna. Esas palabras se elevarán cuando yo vendré para el Juicio y ellas los juzgarán a todos según su mérito. Tú permanecerás sin responsabilidad, sin ninguna clase de condenación porque no ignoraste el valor de mis palabras, sino que lo que has recibido, lo has prodigado a todos. Es lo que me agrada, es esa la obra de mis apóstoles y discípulos, que han actuado siguiendo mis mandamientos: proclamarme Dios en el mundo entero, enseñar mi voluntad y órdenes y dejarlas por escrito a los hombres. Lucha, entonces, para actuar y enseñar como ellos. (…) ¡Esfuérzate en salvarte, tú y los que te escuchan, en caso que encuentres sobre la tierra un hombre que tenga oídos para oír y que escucha tus palabras!

CD/JV

Notas del día: