Escucha

MARTES 28 DE JUNIO

El tiempo - Tutiempo.net
Nov 11, 2021 / 10:23

En Pajapan, después de las 10 de la noche nadie entra, ni sale del pueblo sin justificación

Isabel Zamudio

-Colocan pluma y casetas de vigilancia en entrada

Veracruz, Ver.- En Pajapan, al sur de Veracruz, autoridades municipales han impuesto una especie de toque de queda, al colocar plumas y caseta de vigilancia en la entrada al pueblo.

A las 10 de la noche, esas plumas se bajan y solo pueden salir o ingresar habitantes del lugar, previa identificación y explicación del porqué lo hacen.

Las autoridades municipales justifican la medida, como una forma de prevenir actos delictivos.

Apenas esta semana fue inaugurado el arco de entrada y alumbrado del mismo, con las respectivas plumas de entrada y salida a la cabecera del municipio con 18 mil 051 habitantes.

Si bien el municipio tiene 40 localidades, la mayor parte de la población se concentra en la cabecera.

Las plumas metálicas permanecen abajo de 22:00 horas de la noche a las 4:00 de la madrugada, hora en que gran parte de la población inicia sus labores en el campo.

Tras liberar el acceso, la vigilancia se realiza mediante rondines de la policía municipal.

El presidente municipal José Luis González Hernández, explicó que además de las casetas de seguridad, la parte superior del arco de entrada es una especie de mirador.

Ese mirador también sirve para vigilar desde mayor distancia lo que sucede alrededor.

“Estas plumas se utilizan a partir de las 10 de la noche, nosotros cerramos las plumas y únicamente pasa nuestra gente, o sea la gente nativa de aquí del pueblo son los que tendrán accesos, ya sea salida o de entrada”, refirió el edil.

En ese municipio elementos de la Guardia Nacional rescataron el 2 de noviembre pasado, a un grupo importante de migrantes, y detuvieron a traficantes de personas.

Sin embargo, reporteros que acudieron a cubrir la información sobre el tema en la comunidad de Úrsulo Galván, fueron amenazados con machetes en mano por pobladores que cerraron el paso de los comunicadores, a pesar de que los mismos se mantenían afuera de la “pluma” o barricada que colocaron.

Los reporteros optaron por retirarse ante la amenaza de los habitantes.

En la misma zona fue privado de la libertad un chofer del transporte mixto rural.

Con las plumas y casetas de seguridad pretenden las autoridades municipales prevenir cualquier hecho delictivo, aunque la mayoría de ellos ocurren en la zona rural que no “protege” la pluma.

CD/JV

Notas del día: