Escucha

DOMINGO 17 DE OCTUBRE

El tiempo - Tutiempo.net
Oct 12, 2021 / 21:39

En la justicia no cabe demora

Al estilo Mathey

Gustavo Cadena Mathey

“En la justicia no cabe demora: y el que dilata su cumplimiento, la vuelve contra sí.”: José Martí

Buen día apreciado lector:

Los que saben de leyes no se cansan de proclamar que el marco jurídico establece que desde el momento de nacer todos adquirimos una serie de derechos inalienables.

Dicen que a lo largo de la vida tendremos que lidiar de una u otra manera con las leyes, ya sea para recurrir una multa, para un divorcio o para denunciar abusos de explotadores laborales.

Recomiendan sabiamente que antes del último y definitivo viaje, es obligado, con asesoramiento de un abogado dejar escrito un testamento.

Incluso, algunos aconsejan que aquellos que creen que como el mundo laboral está lleno de injusticias, la mejor especialidad a estudiar es la de abogado laboralista.

Es la cuestión en el tema de hoy. No se qué tanto se pueda aplicar en este caso la muy contundente máxima universal del cubano José Martí para valorar el trabajo de los que alguna vez deseosos de abrazar la carrera del derecho, en el camino tiendan a torcer su aplicación y, o se hagan como el famosísimo “tío Lolo”, por una buena feria.

A diferencia de los médicos que al titularse se comprometen con el “Juramento de Hipócrates” en el que al final proclaman: “Si cumplo este juramento sin infringirlo, seré honrado siempre por los hombres; si lo violo y soy perjuro, que mi suerte sea la contraria”., los abogados sin compromiso de conciencia presentan tesis individuales de las que, salvo honrosas excepciones, ni sus propios maestros hacen caso.

La justicia, según definió Domicio Ulpiano el máximo jurisconsulto romano, “es la constante y perenne voluntad de dar a cada quien lo suyo”. La justicia, dicen los maestros del Derecho “es la virtud por la cual se respetan los derechos de los demás, respeto que es la esencia de la convivencia civilizada”.

Esto es un adelanto de un tema que es una verdadera vergüenza para los abogados, para los gobiernos, para el poder judicial, para el mismísimo Presidente de la República.

Tenga el lector paz y armonía en su hogar, cuide las plantas y el agua.

gustavocadenamathey@gmail.com

CD/GL

* Las opiniones y puntos de vista expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan la línea editorial de Cambio Digital.

Otras Columnas: