Escucha

JUEVES 30 DE JUNIO

El tiempo - Tutiempo.net
Dic 20, 2021 / 19:46

El grupo Yunes no puede cantar victoria en la elección interna panista

Veracruz, Ver.- Pese a la decisión de la sala regional del Trife -de revocar la anulación de la elección dispuesta por el Tribunal Electoral de Veracruz en el municipio porteño-, los miembros del Clan Yunes no pueden cantar victoria ni echar las campanas al vuelo toda vez que ni siquiera tienen en la bolsa la dirigencia del comité estatal panista.

El resultado de la jornada electoral interna del panismo veracruzano -cuyo proceso continuará en los tribunales-, dejó en claro que los Yunes son unos perdedores que se valen de todo tipo de estrategias para lograr sus perversos objetivos.

Ellos, como todos sabemos, son muy dados a amedrentar bajo la amenaza directa o a través de estrategias de manipulación mediática.

Para esto destinan fuertes sumas de dinero, aplicándolo en la compra de conciencias sin importar si en ello atropellan y hacen añicos los principios doctrinarios del partido.

Es una especie de: o plata o plomo.

Como los grandes mafiosos de la historia moderna.

Ya lo hicieron con el PRI -de donde nacen como políticos- y lo traicionaron como viles mercenarios de la política.

También lo hicieron con el PRD, cuyas siglas utilizaron por una breve temporada y ahora las desecharon y pulverizaron.

Como todo lo que tocan en política.


Lo mismo están haciendo con el PAN, de donde se valen de personajes oscuros y vendepatrias para coaccionar a la “inocente” militancia.

Decíamos que son unos perdedores porque para la jornada electoral del pasado domingo, los Yunes habían prometido ganar abrumadoramente con el 70 por ciento del padrón panista compuesto por casi 24 mil militantes en la entidad.

Sin embargo, de nada les valió explotar el factor emocional por la detención de Tito Delfín Cano ni las promesas de chamba y dinero para los panistas veracruzanos.

Haciendo bien las cuentas con el resultado del domingo, ahora estos personajes quedan exhibidos al no aportar por ellos mismos ni el 25 por ciento del padrón.

Y ahora, claro están, tendrán que cumplir sus miles de promesas o aplicar la de siempre: “chuparse” al grupo que los ayudó.

Como lo hicieron con Pepe Mancha, por ejemplo, a quien le “chuparon” su grupo dejándolo solo.

Ante ese escenario, a decir verdad, el clan no tiene nada que presumir, puesto que ellos siempre han vociferado que no les gusta depender de verdaderos panistas.

Pero bueno, eso sólo será cuestión de tiempo

CD/GL

Notas del día: