Jun 19, 2024 / 13:34

Cofundador de OceanGate dice que enviará humanos a Venus de forma ‘segura’

*Guillermo Söhnlein, cofundador de la empresa que construyó el submarino Titán, aseguró que ahora podrá enviar humanos de forma segura a Venus para 2050.

Ciudad de México.- Hace exactamente un año que ocurrió la tragedia del sumergible Titán, que implosionó con 5 pasajeros a bordo cuando se dirigía a explorar los restos del Titanic en el fondo del océano Atlántico.

Sin embargo, al parecer para los fundadores de OceanGate, la empresa a cargo del submarino siniestrado, el terrible accidente ocurrido en el fondo del mar no fue suficiente para calmar su ambición por los viajes a destinos inciertos y peligrosos, pues al parecer ya tienen en mente su próxima expedición.

Un ambicioso viaje a Venus
Guillermo Söhnlein, cofundador de la empresa que construyó el submarino Titán, aseguró que ahora podrá enviar humanos de forma segura a Venus para 2050 para lo que ya trabaja en una "comunidad global" que busca llegar al desolado planeta, aún cuando los antecedentes de inseguridad preceden a la compañía en la que participó.

Söhnlein fundó OceanGate en 2009 con Stockton Rush, quien murió hace un año cuando Titán implosionó durante una inmersión en el lugar del naufragio del Titanic junto con otros cuatro hombres.

El cofundador de OceanGate expuso su “alocada” idea a través de su blog, en donde dijo que tiene a capacidad de llevar humanos al inhóspito planeta, al que ninguna agencia espacial ha logrado llegar.

"Podríamos embarcarnos en nuestro viaje a Venus HOY… y hacerlo de forma segura y rentable", expresó.

Venus es un lugar hostil, de acuerdo con estudios científicos, sus temperaturas superficiales son lo suficientemente altas como para derretir el plomo, mientras que su atmósfera está llena de nubes de ácido sulfúrico, lo que lo hace un planeta inhabitable.

Sin embargo, Söhnlein no planea intentar un aterrizaje en la superficie de Venus, pero sugiere que los humanos podrían vivir en ciudades flotantes a unos 50 kilómetros sobre la superficie del planeta.

En cuanto a las nubes de ácido sulfúrico, afirma, "pueden superarse con aparatos respiratorios y materiales resistentes a los ácidos" o convertirse en agua potable.

"La realidad es que Venus está mucho más cerca de la Tierra y tiene una órbita mucho más similar, lo que lo hace mucho más accesible que Marte”, aseguró el hombre.

Desde su salida de OceanGate en 2013, Söhnlein persigue el objetivo extremadamente ambicioso de enviar seres humanos a Venus y en 2020 fundó la Humans2Venus con el fin de crear "la comunidad global más grande de entusiastas generales y profesionales de Venus".

CD/GU

Notas del día: