Escucha

DOMINGO 14 DE AGOSTO

El tiempo - Tutiempo.net
Ene 04, 2022 / 06:00

📜 Efemérides del Periodismo Mexicano: Manuel Caballero

Manuel Caballero, periodista y literato, murió el 4 de enero de 1926 en la Ciudad de México; había nacido en Tequila, Jalisco, el 1 de enero de 1849. Obtuvo numerosos premios en concursos literarios. De su dimensión periodística Roberto Núñez y Domínguez escribió en Centenarios y cincuentenarios (1951) lo siguiente:

Todos los historiógrafos que han seguido la trayectoria del periodismo nacional están acordes en considerar a Don Manuel Caballero como el iniciador del reporterismo en México, por haber sido quien primero que ningún otro introdujo en los diarios capitalinos de la época finisecular la forma sensacionalista de presentar las principales noticias en sus páginas. Antes que él iniciara este novedoso estilo era costumbre ofrecer las informaciones en simples y escuetas gacetillas, ya que los redactores de la prensa metropolitana no se preocupaban de darles una forma original a base de sus investigaciones personales. En lo que ya no existe unanimidad de opiniones es al considerar tal innovación como creación suya, pues algunos afirman que la copió de los diarios norteamericanos por haber efectuado en su juventud varios viajes a las ciudades de Nueva York y Chicago, en los que se dio cuenta de esa flamante técnica de los periodistas de Estados Unidos.

En 1933 el pintor, literato y periodista Gerardo Murillo, Dr. Atl, publicó Cuentos de todos colores, en el que aprovechó un caso real, el asesinato del gobernador de Jalisco, general Ramón Corona, para el titulado “Primitivo Ron”, que fue el homicida:

Al día siguiente un periodista que era al mismo tiempo profesor de literatura, Manuel Caballero, precursor del sensacionalismo de Hearst, publicó una extra de El Heraldo llena de grandes encabezados rojos exponiendo en forma muy sensacional el asesinato del general Corona y el suicidio de Primitivo Ron. Las planas del periódico estaban llenas de impresiones de manos ensangrentadas.

Victoriano Salado Álvarez, historiador y periodista, se refirió también en El Diario de Yucatán del 30 de noviembre de 1930 a lo ocurrido en Guadalajara el 10 y 11 de noviembre de 1889:

El general Corona lo llevó (a Caballero) como periodista áulico y fundó El Mercurio Occidental en donde se publicaban las cosas más graciosas, sensacionales y escalofriantes, tristes y alegres más allá de lo dicho. Su información sobre el asesinato del excelente malaventurado gobernador (Ramón Corona), hizo subir su periódico de forma descomunal para provincia. Y uno de los arbitrios que discurrió fue divertido: Hizo que un muchacho que daba la vuelta a la rueda de la prensa pusiera la mano empapada de tinta roja en todos los ejemplares que salían a la calle. Y los excelentes burgueses se horrorizaban pensando que Primitivo Ron (el asesino) en persona había colocado la diestra estampada de sangre del héroe, sobre la hoja que llevaba en el bolsillo.

Manuel Caballero hizo sus estudios preparatorios en el Seminario de Guadalajara, pasando después a la Escuela de Jurisprudencia a cursar la abogacía, pero truncó la carrera para dedicarse a la literatura. Se trasladó a la ciudad de México y a mediados del año de 1876 ingresó a la redacción de El Siglo Diez y Nueve.

Trabajó después en El Monitor Republicano, fundó El Noticioso, que fue “el primer periódico que tuvo en México un carácter bien marcado de información, anticipándose en esto a las innovaciones que más tarde habían de introducir en el periodismo el señor licenciado don Rafael Reyes Spíndola”, señala Biblos, Boletín Semanal de Información Bibliográfica publicado por la Biblioteca Nacional (1926-1929).

Caballero fracasó en su empresa al poco tiempo, por lo que entró a El Nacional y más tarde a El Tiempo. Luego de fundar en Guadalajara el diario El Mercurio Occidental, regresó al D.F. y aquí publicó El Entreacto, de espectáculos, literatura y amenidades, que duró del 16 de septiembre de 1891 al 3 de enero de 1926. Vivió durante alguna temporada en Puebla, donde publicó un semanario intitulado El Clarín del Oriente.

En abril de 1907 exhumó la Revista Azul, que vio la luz pública sólo seis semanas e hizo la guerra al modernismo literario. Esta publicación motivó que hubiera una manifestación literaria pública en México en su contra, que fue descrita por Pedro Henríquez Ureña en Listón Diario, Santo Domingo, 22 de mayo de 1907. La manifestación, efectuada el 17 de abril de ese año la censuró El Imparcial y la elogiaron El Tiempo, El Diario y El popular. Los manifestantes anunciaron la fundación de la revista Arte Libre. Heriberto Frías, periodista y novelista autor de Tomóchic, salió en defensa de Manuel Caballero.

Al publicar el deceso de Manuela Caballero, el periódico El Demócrata lo llamó “El decano de los periodistas”, “Un incansable escritor diarista”, literato y poeta, fue un enorme luchador, y el verdadero creador del reportazgo sensacional informativo”.

CD/YC

Notas del día: