Escucha

LUNES 27 DE JUNIO

El tiempo - Tutiempo.net
Abr 16, 2022 / 06:00

📜 Efemérides del Periodismo Mexicano: José Francisco Elizondo Sagredo

José Francisco Elizondo Sagredo, poeta, dramaturgo, humorista y periodista, escribió en sus Memorias que apenas se le conocía en la Ciudad de México, “pero una semana después (16 de abril de 1904) del estreno de Chin Chun Chan (que escribió junto con Rafael Medina), ya me saludaban en todas partes muchos desconocidos. Empezaba a ser popular ¡Lo que hace el teatro!”.

Elizondo nació en Aguascalientes el 29 de enero de 1880 y llegó a la Ciudad de México cuando tenía 15 años de edad. Dos años después se aficionó a las tandas que se presentaban en el Teatro Municipal.

Comenzó a publicar poemas en La Gaceta, periódico de espectáculos y de literatura.

El comentarista literario de esa publicación afirmaba: “Siendo muy joven todavía, ya surge y culmina y avasalla… Elizondo es un gran poeta”.

Asimismo la Revista Moderna publicó poemas suyos y, a medida que obtenían triunfos como autor de zarzuelas, varios periódicos le solicitaron colaboraciones, entre ellos El Imparcial, El Diario, El Mundo Ilustrado, Arte y Letras. “Empezó a escribir artículos en broma. Elizondo era muy popular y muy querido. Discutía de teatro y de arte.

El retruécano, el epigrama, el chiste y la ironía; dibujaba personajes y situaciones en cuatro versos. Se le empezó a comparar con ‘Facundo’, con ‘Micrós’, dice Armando de María y Campos en las Tandas del Principal (1989).

Cuando Elizondo contaba trece años de edad, fundó en colaboración con un grupo de condiscípulos El Estudiante; en 1910 era jefe de redacción de La Risa, en 1911-1912 dirigió El Mundo Ilustrado y Multicolor.

Utilizaba los seudónimos de Pepe Nava y Kiev. Acerca de él, Teodoro Torres opinó lo siguiente en su libro Periodismo (1937):

Grandes animadores de la prensa son don José F. Elizondo, a quien se debe que el conocimiento diario de la página editorial de Excélsior tenga el grano de sal del epigrama que firma Kiev, abeja ática que acendra en las flores de un ingenio sutil el perfumado veneno que inyecta con aguda saeta al que ocupa el diario turno de la evidencia pública.

Los epigramas de Pepe Nava tienen la sobriedad de los de Marcial y la pureza idiomática de los de Moratín, Guillermo Castillo, Júbilo, es un agradable charlista lleno de humor que llena con constancia ejemplar su sección diaria de El Universal Gráfico.

El mismo Teodoro Torres aludió a Elizondo en el discurso sobre “Humor y sátira” que pronunció en el acto solemne en que fue admitido como miembro por la Academia Mexicana de la Lengua, el 24 de septiembre de 1941.

“Así, un día, porque el ‘Power behind the throne’ (Poder detrás del trono) o sea el presidente comanditario, ordenara, un cambio de secretarios particulares, la firma más ilustre de la sátira mexicana contemporánea, la de Pepe Nava, escribía en el epigrama diario de un periódico:

“De Santa Bárbara

Suena el teléfono,

Sale Crisóforo

Y entra Nicéforo.

“Y a propósito de la educación sexual, tan combatida, dábala esta mortal lanzada:”

He leído en un programa

de la educación sexual

que a la niña flor se llama,

como símil no está mal,

porque del curso al final

alguien dirá con escama:

¿Quién te llevó de la rama,

qué no estás en el rosal?

Durante su estadía en Cuba, Elizondo colaboró en la prensa de la Habana. Desde el 11 de noviembre de 1921 se encargó de la sección de Teatros en Excélsior. Falleció el 20 de abril de 1943 en la Ciudad de México.

CD/YC

Notas del día: