Boca del Río, Veracruz, México Sábado 20 de julio de 2019
Logo Twitter Logo Facebook Logo Instagram Logo YouTube Logo RSS Logo Whatsapp Logo Telegram

El tiempo en Boca del Río, Veracruz:
Jul 12, 2019 / 06:00
8 hábitos de liderazgo que te harán emprender exitosamente
8 hábitos de liderazgo que te harán emprender exitosamente
El liderazgo está relacionado con tu capacidad para crear una visión inspiradora del futuro y hacerla realidad. Por más de una década he estudiado el liderazgo acompañando a miles de líderes alrededor del mundo a alcanzar sus metas y he podido observar cómo los emprendedores exitosos, adoptan en su rutina ciertos hábitos que los llevan a liderar con efectividad.

No solo he visto el impacto positivo que estos hábitos producen en sus vidas, sino que también lo he visto en mi trabajo como cofundadora y CEO de mi empresa Amayaco. Y por eso quiero compartir contigo estos hábitos, con la esperanza de que produzcan un efecto positivo en tu vida y trabajo.

1. Encuentra significado en tu propósito y vívelo cada día

Emprender implica salir de tu zona conocida. Te exige arriesgarte, abrazar la incertidumbre, desarrollar habilidades y adquirir nuevos conocimientos. Muchas veces antes de descubrir la estrategia que te llevará a producir los resultados que buscas, probarás alternativas que no funcionan y tendrás que perseverar hasta encontrar el camino que te lleve a donde quieres llegar.

Perderse hace parte del camino de llegar a la meta. En esos momentos es normal que sientas frustración, inseguridad o desaliento. Puede que sientas ganas de querer rendirte. Es ahí cuando tener claro tu propósito es fundamental, porque tu propósito es la mayor fuente de automotivación. Tu propósito, es tu razón de ser, eso que quieres aportar a la sociedad usando tus dones. Y tu emprendimiento debe ser una forma a través de la cual puedas vivir tu propósito y usar tus talentos para satisfacer las necesidades de otros.

Deepak Chopra dice que: “experimentas una vida significativa y con sentido cuando las acciones que llevas a cabo para cumplir con un rol expresan tus intereses y talentos más profundos”. Entonces tener claro tu propósito y buscar vivirlo con tus acciones, es lo que le da sentido a seguir adelante cuando te sientes desanimado. Si permites que tu propósito guíe tus acciones, en vez de sentir que debes continuar, sentirás que quieres hacerlo.

2. Nutre la confianza en ti y en la vida

Si el propósito es el combustible que te da el impulso, la confianza es esos lentes que te permiten ver las oportunidades en el camino. Cuando tu mente está dominada por pensamientos que te hacen sentir inseguro es muy difícil creer en ti y arriesgarte. Mientras que, si eliges nutrir pensamientos que te ayuden a confiar en ti, en la vida y en tu emprendimiento, va a ser más fácil abrazar la incertidumbre y perseverar hasta alcanzar tus metas.

Nutre una mentalidad optimista, en la que crees que tendrás éxito y que harás de tu visión una realidad. Si tú mismo no crees que es posible y que tu negocio será exitoso, no habrá, clientes, inversionistas, ni colaboradores que lo hagan. Como diceMartha Elena Violante, parte del equipo de Entrepreneur:“mantén el optimismo frente a la adversidad”.

Incluso este tipo de pensamientos optimistas te ayudarán a ver nuevas posibilidades de acción y a transitar caminos inexplorados, que lleven tu emprendimiento hacia donde quieres que este.

Nutrir la confianza en ti y en la vida, significa recordar que cuando las cosas no se dan como las planeaste, es una oportunidad para crecer y que seguramente ese aprendizaje te acercará hacia el lugar al que deseas llegar.

3. Construye un equilibrio entre tu vida laboral y personal

¿Te ha sucedido que estás tan inmerso en tu trabajo que dejas de hacer pausas y trabajas hasta muy tarde? No estás solo, a mí también me ha pasado. Es un resultado del compromiso y la pasión que sientes por sacar adelante tu emprendimiento. Sin embargo, si se vuelve un hábito, corres el riesgo de terminar agotado, perder perspectiva y ser menos eficiente con tu tiempo.

Para dar lo mejor de ti necesitas descansar, divertirte y tener espacios de ocio. Tu vida personal, tu salud y tus relaciones también son importantes. He conocido líderes que han puesto el trabajo por encima de su familia y esto les ha costado sus matrimonios. Y después la tristeza termina afectando eso que intentaban cuidar: sus trabajos y su hogar.


Si quieres mantener un equilibrio entre tu vida laboral y personal, construye una rutina donde incorporas actividades en las que cuidas de todas las dimensiones de tu vida. No quiere decir que a todas las áreas les tienes que dedicar la misma cantidad de tiempo. Lo importante es que mantengas una buena salud y cuides de eso que es importante para ti fuera del trabajo.

4. Ponte el sombrero de eterno aprendiz

¡Felicitaciones! Si estás leyendo esto, seguramente ya te colocaste el sombrero de aprendiz. Carlos Castañeda, en su libro Las Enseñanzas de Don Juan, habla sobre los cuatro enemigos de un hombre de conocimiento. Él decía que cuando dejamos de desafiar nuestros conocimientos actuales, de cuestionar la claridad que hemos adquirido con nuestras experiencias, dejamos de aprender.

Para continuar aprendiendo haz del aprendizaje tu estilo de vida. Reflexiona y aprende de las situaciones y los problemas. Haz del hábito de la lectura parte de tu rutina. Mira películas y videos, asiste a talleres o inscríbete a cursos que te transmitan los conocimientos que buscas.

Trabaja con un coach que te ayude a desarrollar tus habilidades y alcanzar tus metas. Busca un mentor en tu área o industria, que haya alcanzado lo que tú quieres, para aprender de sus errores y aciertos.

5. Establece metas claras y tenlas siempre en la mira

Seguramente cuando tomas decisiones tienes que elegir entre opciones. Algo que te ayudará a tomar decisiones es tener presentes tus objetivos. Pregúntate cómo cada opción contribuye al alcance de tu meta. Si un camino te acerca a llegar a donde quieres llegar, puede que sea una buena opción. No es la única variable para tener en cuenta, pero vale la pena considerarla. En cambio, si te aleja de tu objetivo, descártala y no le des más vueltas.

Prioriza siempre las alternativas y estrategias que te lleven a alcanzar tus objetivos. Incluso define metas y enfócate en aquellas actividades que agregan valor a tu visión y que te llevan a hacerla realidad. Como dice Brett Relander en uno de sus artículos para Entrepreneur, “es necesario contar con una dirección clara, de lo contrario, el barco navegará sin timón y sin rumbo”.

Tener tus metas claras y presentes no solo te ayuda a decidir, sino que también puede ser muy motivante imaginar cómo será el futuro cuando las hayas alcanzado. Pensar en los beneficios que traerá para tu vida y para la de otros alcanzar tus metas, con seguridad te inyectará energía. Además, podrás asegurarte de establecer objetivos que contribuyan a hacer de tu visión una realidad y a través de los cuales vivas tu propósito.

6. Trabaja con otros y ayuda a los demás

Una empresa unipersonal no llega muy lejos. No vas a dar abasto si intentas hacerlo todo solo. Los buenos líderes delegan y se enfocan en las actividades donde pueden usar sus talentos para satisfacer las necesidades de otros.Si quieres crecer, necesitas trabajar con otras, personas. Bien sea que te alíes con socios o que contrates colaboradores.

Obviamente esto implica que aprendas a gestionar a tu equipo. No basta con que seas bueno emprendiendo de forma individual, necesitas desarrollar tu capacidad de liderar a otros. He conocido emprendedores que le tienen miedo a invertir y pagarle a otros por sus servicios. Es entendible, especialmente al inicio, si tu emprendimiento aún no ha pasado el punto de equilibrio.

La cuestión, es que en algún punto necesitarás dar ese salto. Recuerda que no es un gasto sino una inversión. Adicionalmente, sabemos que muchos buenos negocios surgen del networking, de la ayuda que recibes de tu red de contactos. Si quieres realmente construir una red de la cual recibas beneficios, lo primero que debes hacer es construir esa red sin buscar obtener beneficios.

En vez de pensar como le puedo sacar provecho a esta relación, piensa cómo puedo ayudar a esta persona. Enfócate en dar, cultiva en tu interior un interés genuino por ayudar a los demás y de esta forma construirás relaciones de beneficio mutuo.

7. Sé honesto y transparente

Tu emprendimiento se convierte en una marca. Para que tu marca venda necesita transmitir credibilidad. Si las personas no confían en ti no vas a llegar muy lejos. Suena obvio, pero tristemente muchos lo olvidan. Y no me refiero solamente a que no robes y digas la verdad. Me refiero a ser transparente y mostrarte como eres.

Que las personas sepan qué pueden esperar de ti. Que no piensen que vas a salir con sorpresas desagradables. Y esto incluye ser honesto con tus inversionistas, socios y colaboradores cuando las cosas no van bien. Si estás atravesando una crisis, si los resultados no están siendo los que prometiste, y les mientes, no solo no podrán encontrar maneras útiles de ayudarte, sino que perderán la confianza en ti y si las cosas empeoran, va a ser mucho más difícil dar una explicación cuando te veas entre la espada y la pared.

Se honesto siempre, porque la confianza es lo más importante. Sé sincero al compartir tus ideas, expresándote con respeto y empatía, y di lo que piensas y sientes. No caigas en la trampa de intentar agradarle a todo el mundo, porque esto no es una expectativa muy realista. Tendrás más éxito siendo tú mismo, porque en últimas atraerás a las personas, los colaboradores y los clientes que resuenan contigo.

Esto no quiere decir que no te esfuerces por trabajar en tus áreas de mejora, o que dejes de comunicarte con asertividad. Lo que quiere decir es que te permitas brillar y compartir con el mundo tus ideas y aquello en lo que crees. Y que tus actos estén alineados con tus creencias y valores, para que esa coherencia te haga ver como una persona de confiar.

Como dice Rubén García Palacios en uno de sus artículos para Entrepreneur, “para convertir a los subalternos en seguidores, el líder debe ser extremadamente congruente. Lo que diga debe evidenciarse con lo que hace, debe ser ejemplo”.

8. Conviértete en un gran líder

Una vez hayas dado el salto y tengas a otros a tu cargo, tu responsabilidad por servir a otros se extiende a tu equipo.La noción retrógrada del liderazgo orientado a mandar está más pasada de moda que los teléfonos BlackBerry.

Tu rol como líder es inspirar a tu equipo para que realmente sientan ganas de dar lo mejor de sí mismos y alcanzar las metas. Es invitarlos a que se pongan el sombrero del eterno aprendiz y ayudarlos a crecer personal y profesionalmente. Diversos estudios, como por ejemplo los estudios realizados por Google, demuestran que ser un buen coach es la habilidad más importante en el liderazgo de hoy en día si quieres ser un gran líder.

Un coach, ayuda a otros a desarrollar su potencial, los empodera y los acompaña a cumplir con sus objetivos. Entonces si quieres ser un gran líder, en vez de buscar ser la persona que da órdenes e impone su autoridad, busca ser uncoach que colabora y construye con su equipo el camino hacia la meta.

Entrepreneur.com

CD/YC

Notas Relacionadas:

Busca talentos la Cuarta Cumbre de Liderazgo, Tecnología e Innovación
El antilíder, un empleado nocivo disfrazado de líder
21 empresas, llegaron a un convenio para levantar la huelga

EN TIEMPO REAL
Logo Inferior

Teléfono: (229) 922-97-15 / redaccion@cambiodigital.com.mx

/
/
/
/
/
Consejo Editorial

Derechos Reservados® Cambio Digital 2015
Logo Radio