Boca del Río, Veracruz, México Miércoles 26 de junio de 2019
Logo Twitter Logo Facebook Logo Instagram Logo YouTube Logo RSS Logo Whatsapp Logo Telegram

El tiempo en Boca del Río, Veracruz:
May 24, 2019 / 08:00
Evangelio del Día
Evangelio del Día
¿Señor, a quién iremos?. Tú tienes palabras de vida eterna. Jn 6, 68


Viernes, 24 De Mayo
Viernes dela quinta semana de Pascua
Calendario ordinarioVer el comentario abajo
María Auxiliadora , Beato Luis Zeferino Moreau Más...

Evangelio según San Juan 15,12-17.
Jesús dijo a sus discípulos:
«Este es mi mandamiento: Amense los unos a los otros, como yo los he amado.
No hay amor más grande que dar la vida por los amigos.
Ustedes son mis amigos si hacen lo que yo les mando.
Ya no los llamo servidores, porque el servidor ignora lo que hace su señor; yo los llamo amigos, porque les he dado a conocer todo lo que oí de mi Padre.
No son ustedes los que me eligieron a mí, sino yo el que los elegí a ustedes, y los destiné para que vayan y den fruto, y ese fruto sea duradero. Así todo lo que pidan al Padre en mi Nombre, él se lo concederá.
Lo que yo les mando es que se amen los unos a los otros.»

Extraído de la Biblia: Libro del Pueblo de Dios.

San Francisco de Asís (1182-1226)
fundador de los Hermanos menores
Carta a todos los fieles, 2-3

«Para que deis fruto y vuestro fruto permanezca»
¡Oh, cuán dichosos y benditos son los que aman a Dios y obran como dice el Señor mismo en el Evangelio: Amarás al Señor tu Dios con todo el corazón y con toda la mente, y a tu prójimo como a si mismo! Amemos, pues, a Dios y adorémoslo con puro corazón y mente pura... Y amemos a nuestros prójimos como a nosotros mismos. Y si alguno no quiere amarlos como a sí mismo, al menos no les haga el mal, sino hágales el bien.
Mas los que han recibido la potestad de juzgar a otros ejerzan el juicio con misericordia, como ellos mismos desean obtener misericordia del Señor... Tengamos, por lo tanto, caridad y humildad; y hagamos limosna, porque ésta lava las almas de las manchas de los pecados. Los hombres pierden todo lo que dejan en este siglo; pero llevan consigo la recompensa de la caridad y las limosnas que hicieron, por las que recibirán del Señor premio y digna remuneración.
Y sobre todos aquellos y aquellas que cumplan estas cosas y perseveren hasta el fin, se posará el Espíritu del Señor y hará en ellos habitación y morada. Y serán hijos del Padre celestial, cuyas obras realizan. Y son esposos, hermanos y madres de nuestro Señor Jesucristo...
¡Oh, cuán glorioso es tener en el cielo un padre santo y grande! ¡Oh, cuán santo es tener un esposo consolador, hermoso y admirable. ¡Oh cuan santo...humilde y pacífico, dulce y amable y más que todas las cosas deseable! El cual dio su vida por sus ovejas y oró al Padre por nosotros, diciendo: Padre Santo, guarda en tu nombre a los que me diste. Padre todos los que me diste en el mundo, tuyos eran y me los diste a mí. Y las palabras que me diste, a ellos se las di; y ellos las recibieron, y conocieron verdaderamente que de ti salí y creyeron que tu me enviaste; ruego por ellos y no por el mundo; bendícelos y conságralos. También yo me consagro por ellos, para que ellos sean consagrados; bendícelos y conságralos. También yo me consagro por ellos, para que ellos sean consagrados. Y quiero, Padre, que donde yo estoy también ellos estén conmigo, para que vean mi gloria en tu reino.
(Referencias bíblicas: Mt 22,37-39; Lc 6,37; Is 11,2; Jn 14,23; Mt 5,45; Mt 12,50; Jn 10,15; Jn 17,6-24)


"Este es mi mandamiento: ámense unos a otros como yo los he amado"
Jn 15, 12-17.


Jesús nos manda a amarnos, amarnos no de la manera como ama el hombre sino como nos ama Él. Jesús dice a sus discípulos "ya no los llamo siervos, los llamo amigos"; así debe ser al amor, fraterno.

En Jesús no hay egoísmo sino apertura, entrega, disponibilidad para con los suyos. Hoy, muchos de nosotros estamos lejos de amar de esta manera. Somos muy egoístas, pensamos demasiado en nosotros y nos olvidamos de los demás; al otro lo busco cuando me es útil, cuando me sirve; al que llamo amigo es objeto y pocas veces sujeto de lo que llamo amistad.

Amemos al estilo de Jesús no sólo para cumplir un mandato sino también para hacer felices a los demás y ser felices también nosotros.

Haz el propósito de buscar al amigo que hoy tienes cerca e invítalo a tomar un vaso con agua, algo tan simple pero que el agua vaya llena de ti.

Feliz Viernes.


CD/GL/YC

Notas Relacionadas:
Sin Notas relacionadas


EN TIEMPO REAL
Logo Inferior

Teléfono: (229) 922-97-15 / redaccion@cambiodigital.com.mx

/
/
/
/
/
Consejo Editorial

Derechos Reservados® Cambio Digital 2015
Logo Radio