Síntesis de Columnas Políticas 12/10/2017 - Cambio Digital

Boca del Río, Veracruz, México Viernes 15 de diciembre de 2017
Logo Twitter Logo Facebook Logo Instagram Logo YouTube Logo RSS Logo Whatsapp Logo Telegram


El tiempo en Boca del Río, Veracruz:
Oct 12, 2017 / 08:05
Síntesis de Columnas Políticas 12/10/2017
Síntesis de Columnas Políticas 12/10/2017
TEMPLO MAYOR
Reforma

Si no hay cambio de última hora, hoy se reunirá Enrique Peña con un grupo de capitanes de empresa que más bien parecen almirantes, pues son los del llamado Grupo de los 10.
Entre los que se prevé asistan a Los Pinos están los jefes de Femsa, José Antonio Fernández; de Cemex, Fernando González Olivieri; de Alfa, Armando Garza Sada; de Frisa, Eduardo Garza T.; de Deacero, Raúl Gutiérrez Muguerza; y de Vitro, Adrián Sada. También podrían llegar Ricardo Martín B ring as, de Soriana; y Enrique Zambrano Benítez, de Proeza.
En la agenda hay tres temas: el primero, el de la renegociación del TLC. Dados los amagues de Donald Trump de romperlo, los empresarios quieren saber si el gobierno tiene un Plan B y en qué consiste.
El segundo, insistir en que, en el proceso de reconstrucción, se dé preferencia a los insumos nacionales. Y, obviamente, el tercer asunto es tantear directamente con Peña cómo anda la jugada electoral hacia 2018.

Típico: los diputados quieren legislar sin tomar en cuenta a los involucrados. La priista Bárbara Botello presentará hoy su iniciativa para reformar el artículo 115, que regula la vida de los municipios.
Sin embargo, la Federación Nacional de Municipios de México, integrada por alcaldes también tricolores, se queja que la diputada se niega a escucharlos.
La agrupación que encabeza Manuel Ignacio Acosta, de Hermosillo, organizó para este mes foros con alcaldes y especialistas, de la mano del Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal.
Pero en San Lázaro como que no quieren esperar a conocer sus propuestas.

No es por fomentar el sospechosismo, pero a más de uno sorprendió el encuentro, en un desayunadero de Paseo de la Reforma, entre el dirigente del PRI en Chiapas, Julián Nazar; y el ex gobernador Roberto Albores Guillén.
La reunión es relevante, pues el hijo del polémico ex mandatario ha sido acusado de recurrir a todo tipo de mañas para ser el candidato priista a la gubernatura. ¿Y quién creen que se unió a la mesa? Precisamente el senador Roberto Albores Gleason.
Sería interesante saber por qué se vieron en la CDMX y no en Chiapas, pero sobre todo si de estas reuniones están enterados los otros precandidatos como Armando Melgar y José Antonio Aguilar, así como el líder priista Enrique Ochoa y el propio gobernador Manuel Velasco. Porque ni modo de pensar que se vieron a escondidas, ¿o sí?


BAJO RESERVA
El Universal

Gobernadores hacen \"fuchi\" a Anaya
Ya se había visto en la imagen. Él rodeado de los 12 gobernadores del PAN. La foto iba a ser la prueba de que había unidad en el partido tras la ruidosa salida de Margarita Zavala. Sin embargo, la historia no se pudo contar como se planeó, pues nos dicen que no todos los mandatarios acudieron el pasado lunes a la convocatoria emitida por el dirigente Ricardo Anaya. Al llamado del jefe -y para algunos el dueño- del partido, solo participaron en un encuentro en la CDMX los gobernadores de Baja California, Francisco Vega; de Guanajuato, Miguel Márquez, y de Veracruz, el aliancista Miguel Ángel Yunes. Dos azules puros y un aliancista. Desde luego, nos explican, la convocatoria no fue ex profeso para tomarse la foto, sin embargo, algunos gobernadores tuvieron mejor olfato que otros. Panistas nos dicen que quien sepa leer señales algo le dirá el hecho de que sólo tres de 12 gobernadores -10 panistas y dos aliancistas- acudieron al llamado del líder. Matemática pura aplicada a la política.

Cumbre Zavala-Moreno Valle
Vaya que había temas de qué platicar, pues por más de dos horas los aspirantes a candidatos presidenciales, el panista Rafael Moreno Valle y la hoy independiente Margarita Zavala mantuvieron ayer una reunión. La presencia de ambos no pasó desapercibida para los comensales del restaurante la Hacienda de los Morales. A la distancia se apreciaba una charla animada y cordial entre don Rafael y doña Margarita. Al final, los ex compañeros de partido se despidieron con afecto. Habrá que ver qué les depara el destino, porque la política es tan caprichosa que podrían ser adversarios o en algún momento aliados en 2018.

Celebran 194 años de orgullo
De manteles largos estuvo la Secretaría de la Defensa Nacional con la conmemoración de los 194 años de la fundación del Heroico Colegio Militar. La fecha en la que fue fundada la institución -encargada de brindar enseñanza profesional a los oficiales del Ejército mexicano- es muy importante dentro del calendario cívico de la Sedena. Sin embargo, nos dicen, durante esta administración cobra especial relevancia, pues el secretario, el general Salvador Cienfuegos, fue de 1997 a 2000 el director de esta casa de estudios de los militares mexicanos.

Cierran acuerdo IMSS y sindicato
Muy discretos, sin hacer olas y en medio de pleitos entre los políticos, el Instituto Mexicano del Seguro Social, a cargo de Mikel Arriola, y el sindicato del IMSS, encabezado por el diputado Manuel Vallejo, cerraron un acuerdo en la revisión del contrato colectivo de trabajo para el periodo 2017-2019. Nos explican que los representantes de la institución y la organización sindical determinaron un aumento general sobre 5.15% -3.05 corresponden al salario y 2.10 en prestaciones-. Don Mikel y don Manuel firmarán la documentación este jueves, con el propósito de que el nuevo contrato y las prestaciones salariares comiencen a partir del 16 de octubre. En el equipo del director del IMSS están que echan cohetes con esta negociación.


TRASCENDIÓ
Milenio Diario

Que al secretario de Salud, José Narro, se le vio optimista tras su comparecencia en el Senado, pues a pesar de las críticas de los legisladores, principalmente sobre la transparencia en los recursos, se dijo listo para tener dos rondas más de preguntas y respuestas, y señaló que fue un diálogo “entre los representantes populares de la nación con un representante del Presidente”.
Feliz por la jornada, que duró cerca de tres horas, el doctor defendió los logros en materia de salud y argumentó que para cualquier duda ahí están las cifras. Encarrerado con las aclaraciones, rechazó que esté pensando en ser candidato a la Presidencia.
¿De verdad?

Que quienes tuvieron gran poder de convocatoria ayer fueron los titulares la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente, Carlos de Regules; de la Comisión Reguladora de Energía, Guillermo García Alcocer, y de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, Juan Carlos Zepeda Molina, quienes se reunieron con mandos de la OCDE, legisladores de comisiones en la materia e integrantes de la iniciativa privada.
La cita fue anterior a la presentación del estudio “Gobernanza de reguladores: impulsando el desempeño de la ASEA, la CNH y la CRE de México”, en la que el director ejecutivo de la primera destacó una de las recomendaciones más importantes de la OCDE, es decir, la necesidad de dar autonomía e independencia a esta agencia, que pone las reglas ambientales y de seguridad industrial a las inversiones derivadas de la reforma energética, representando al momento más de 100 mil millones de dólares.

Que integrantes de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda, encabezados por Eduardo Vargas Romero, anunciaron una inversión de 6 mil millones de pesos en la construcción de 9 mil viviendas, entre otras acciones destinadas a la reactivación de la economía de Morelos.
El gobernador Graco Ramírez firmó el decreto que agilizará las autorizaciones para el desarrollo de conjuntos habitacionales, ahora sí con pleno cumplimiento de las normas ambientales y de desarrollo urbano, mientras que los constructores se comprometieron a instalar centros de asesoría para apoyar a las familias afectadas por el sismo y la donación al Fideicomiso de Reconstrucción de mil 500 pesos por cada vivienda, con lo que se prevé generar 60 mil empleos directos.


FRENTES POLÍTICOS
Excélsior

I. Frente enclenque. Con la confianza y acaso el ego desbordado, los representantes del Frente Ciudadano por México quisieron mostrar músculo. Así que Alejandra Barrales y Ricardo Anaya, líderes del PRD y del PAN, respectivamente, organizaron una comida a la que fueron invitados todos los gobernadores azules y amarillos. De los 16 invitados, únicamente asistieron cinco. La pérdida de identidad los hizo chicos. Ellos se lo buscaron. Con el PAN partido por la mitad y el PRD en migajas, más cinco, 10 o 100 independientes, dejan la mesa puesta: Morena contra el PRI para el 2018. El frente se desdibuja y muestra que su futuro es la inexistencia. En unas semanas se quedarán más solos los frentistas. Está saliendo muy caro querer ser candidato a la fuerza. Espejito, espejito...

II. Revire. José Narro Robles compareció ante diputados. Y, por primera vez, el secretario de Salud federal refutó las críticas que desde la oposición le lanzaron los senadores del PAN, del PRD y del PT, quienes lo acusaron de mostrar una falsa realidad de logros y de permitir la impunidad de quienes desvían los recursos, a lo que respondió que se han presentado 52 denuncias penales por desvíos de mil millones de pesos en materia de salud. Narro afrontó severas críticas, incluso de Lilia Merodio, senadora del PRI, quien le dijo que los legisladores escuchan las quejas de los ciudadanos al mal servicio de salud. Sin caer en ofensas o descalificaciones, la reunión entre Narro y los legisladores concluyó con la petición del secretario de mantener este diálogo republicano. Le reclamaron que los baños en las clínicas “huelen horrible”… Eso sí, no tanto como el mal trabajo legislativo de San Lázaro.

III. Regio fracaso. Las autoridades de Nuevo León informaron, minutos después del enésimo motín en el penal de Cadereyta, que “por fortuna no había lesionados”. No. Hasta ahora el saldo es de 17 muertos. “Si quieres algún responsable, yo me hago responsable”, señaló Aldo Fasci Zuazua, director del Centro de Información para la Seguridad del estado, respecto al uso de la fuerza. Pero aclaró que no es que alguien haya dado la orden del uso de armas, sino que se siguen los pasos de un protocolo. Y, haciendo leña del árbol caído, el PAN de Nuevo León afirmó que la distracción del gobernador Jaime Rodríguez El Bronco, por sus aspiraciones presidenciales, generó un vacío de autoridad que provocó el motín. Mauro Guerra Villarreal, presidente estatal del blanquiazul, le pidió que ya se ponga a trabajar. No lo hará, su prioridad siempre fue otra. ¿O no?

IV. Si ya saben cómo soy… Y mientras sus correligionarios lo tildan de autoritario, Ricardo Anaya, líder nacional panista, les da la razón. El vocero del PAN, Fernando Rodríguez Doval, advirtió que, una vez que inicien las campañas, los panistas que apoyen a un candidato diferente al que elija el partido quedan “automáticamente” expulsados del blanquiazul. Dijo que, aunque los estatutos no prevén un procedimiento de expulsión para quienes asuman esa postura, su salida será “automática”. En cuanto a la decisión del expresidente Felipe Calderón de permanecer en el partido, dijo no querer hablar de sus razones y tampoco quiso hablar de los legisladores rebeldes que dijeron que se quedan para impedir los planteamientos de Anaya. Por lo pronto, la senadora Luisa María Calderón, Cocoa, hermana de Calderón, ya le dijo adiós al partido. ¿Cuántos más, Ricardo, cuántos más?

V. Escollos. La conformación del Frente Ciudadano por México es el mayor de los enigmas políticos de los últimos años. Ya suficiente tendrán los maestros de ciencia política para desentramar cómo se realizará la unión entre el agua y el aceite, entre izquierda y derecha, si es que se logra. Porque cada día le surgen nuevos obstáculos. Ahora Roxana Luna Porquillo, excandidata del PRD a la gubernatura de Puebla, afirmó que si el candidato presidencial del Frente no es ciudadano o si lo impone el PAN, la corriente Alternativa Democrática Nacional no lo apoyará. La postura será la misma si el abanderado “no representa” las causas sociales, no tiene sentido de vocación, honorabilidad o está ligado a “grupos políticos cuestionados”, advirtió. Hay quienes piensan que para cuando nazca el 2018 este Frente estará en el olvido. ¿Será?


PEPE GRILLO
La Crónica de Hoy

Anaya y el ladrillo
Ricardo Anaya vive una fantasía delirante de poder, que es una forma de describir a la megalomanía.
El dirigente nacional del PAN, en su narcisismo exacerbado, se ubica a sí mismo como centro del quehacer político nacional.
Le plagió a López Obrador dos rasgos: su tesis de que todo ocurre como parte de un compló en su contra y su desprecio por las instituciones.
En su lucha por quedarse con la nominación presidencial del Frente Ciudadano desde la dirigencia nacional del PAN, Anaya le dispara a lo que se mueve.
Ya consiguió fracturar a su partido, pero no solo eso, ahora supone que las instituciones lo acechan.
La pregunta es si estamos ante un caso que requiere ayuda profesional o que se aliviará si se baja del ladrillo en el que se subió y que le produce vértigo.

Las bases de mueven
En el Frente Ciudadano se fragua una rebelión contra las cúpulas.
Militantes de los partidos que lo conforman comienzan a levantar la voz para que lo tomen en cuenta.
Personajes de peso como Luis Ernesto Derbez, Fernando Belaunzarán y Beatriz Mojica se juntaron para demandar una ronda de debates como método de selección del candidato presidencial.
Alcaldes de los tres partidos comienzan a movilizarse exigiendo transparencia en las decisiones de su respectivas dirigencias.
Quedó claro que para Anaya, Barrales y Dante terminó el tiempo en que decidían solos.

Tratar de sumar
Entre las novedades de la reunión del Consejo Político del PRI se encuentra que el CEN recibió luz verde para buscar alianzas.
Es factible, ahora sí, que las dirigencias nacionales de PVEM y del Panal reciban el anhelado telefonazo para invitarlos a platicar.
No es que los priistas hayan perdido el interés, es que no tenían permiso de iniciar pláticas formales. Permiso que ya tienen.
A la cascada de independientes, los partidos nacionales presentarán, se dibuja, un bloque de frentes. Ya veremos si alguno compite solo.

Responder preguntas
La secuencia de riñas letales al interior de cárceles de Nuevo León ya preocupó a la ONU.
El organismo internacional se sumó a la demanda de que el caso del penal de Cadereyta se esclarezca y no quede espacio para la impunidad.
¿Qué se tiene que esclarecer en Cadereyta?
Por principio de cuentas las causas reales de la muerte de las víctimas fatales. Esto porque se sabe que cuerpos policíacos intervinieron portando armas de fuego.
Sigue deslindar responsabilidades, desde los custodios hasta el gobernador del estado tienen que responder preguntas.
No importa que el mandatario El Bronco esté en plena campaña para recolectar firmas, su primera responsabilidad sigue siendo la seguridad en Nuevo León.


EN PRIVADO DE JOAQUÍN LÓPEZ-DÓRIGA
Milenio Diario
PAN y PRI, vía libre a López Obrador
Para las palabras, está el viento. Florestán
La lucha por la sucesión presidencial ha llevado a la inversión de valores y proyectos con tal de alcanzar la victoria el próximo 1 de julio.

Cuando inició el gobierno del presidente Enrique Peña, en diciembre de 2012, la alineación se presentó vía el Pacto por México con el apoyo total del PAN y del PRD, y allí aparecieron todos en la foto del 2 de diciembre en el Castillo de Chapultepec celebrando el acuerdo del que se derivarían 13 reformas estructurales, reconociendo que no hay antecedente histórico de un paquete de tal magnitud.

Los grandes aliados de Peña Nieto y del PRI fueron el PAN de Gustavo Madero, con Ricardo Anaya en la presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, y el PRD con Los Chuchos.

Andrés Manuel López Obrador se colocó contra lo que llamaba el PRIAN y, por supuesto, su mafia en el poder.

Pero la cercanía de Madero y Anaya con el PRI y el Presidente era total. Cenas, acuerdos, encuentros en Los Pinos, como el de Josefina Vázquez Mota con el mismo Anaya, hasta que todo se rompió en el proceso mexiquense y su objetivo pasó de enfrentar a López Obrador a enfrentar al PRI y al gobierno de Peña Nieto.

Incluso, su discurso se alineó al del tabasqueño, lo que abarca su apuesta por ser candidato presidencial, para lo que llegó a formar el llamado Frente Ciudadano por México, evitar el proceso interno en el PAN y que la cúpula decida, como ya decidió, que él iría por la Presidencia y el PRD, vía Alejandra Barrales, por el Gobierno de Ciudad de México.

Y en ese camino el PRI y el gobierno de Peña Nieto, a los que declaró la guerra, se convirtieron en los enemigos centrales de Anaya, y a su vez Anaya en el del PRI, dejando todos la cancha libre a López Obrador, que goza cómo se enfrentan y el PAN se divide.

En otras palabras: cuando tus enemigos estén haciendo una pendejada, déjalos, ¡no los distraigas!

¡Y vaya que las están haciendo!

RETALES

1. PRESENTE. En esto coincidió ayer Rafael Moreno Valle, quien dijo que él seguirá buscando la candidatura presidencial por el frente, y que sería letal para esa alianza que no abrieran a los ciudadanos la selección de candidatos y se fueran por la vía cupular, como está hablado. O sea, lo mismo que en PRI y Morena, pero en bloque;

2. SALIDA. Primero fue Margarita Zavala la que renunció al PAN. Le siguieron José Luis Luege, que fue su presidente en el entonces Distrito Federal y el martes la senadora Luisa María Calderón. Su hermano, Felipe, se queda. Los senadores Roberto Gil, que se la pensó, y Javier Lozano, también. Darán la batalla desde dentro;

3. CIERTO. Me dijeron que nunca acusaron a la presidenta del Tribunal Contencioso Administrativo de CdMx, Yasmín Esquivel Mossa, por tráfico de influencias. Tan es verdad que baste preguntar a Sergio Aguayo que presentó la denuncia. Lo que pasa es que quiere que se olvide. Pero no.


ARSENAL DE FRANCISCO GARFIAS
Excélsior
¡Uuuuuy, allí viene Meade!
Adriana Dávila nos mandó una reflexión sobre los rabiosos chats que se envían los senadores de la bancada del PAN en la Cámara alta.

Esos mensajes, que contienen mentadas y advertencias, reflejan la división que hay en el partido que fundó don Manuel Gómez Morin.

Ayer fueron reproducidos parcialmente en este espacio.

La senadora del PAN dijo al respecto:

“Es lamentable que ese tipo de acciones se den entre la clase política. No sólo sucede en el PAN. Por desgracia sucede en todos lados… Un chat no es el mejor mecanismo para dirimir diferencias”.

Ya encarrerada, hizo un “respetuoso llamado” a todos los panistas para que mantengan sus pugnas en el marco de la prudencia y el respeto irrestricto a la dignidad de las personas.

“No contribuyamos a sumar puntos a un PRI que, ante estos actos, no sólo está feliz de lo que pasa, sino que ha hecho todo por maximizar y potencializar mediáticamente estas diferencias…”, subrayó.

Dávila parece estar muy consciente de que las serias disputas internas, que ya ocasionaron la salida del partido de panistas emblemáticos como Margarita Zavala, Luisa María Calderón y José Luis Luege, pueden resultar muy costosas electoralmente a Acción Nacional.
Apenas hace un año y meses hubiésemos apostado que el PAN recuperaría la Presidencia de la República en el 2018.

El régimen priista vivía su peor momento en las encuestas. La Casa Blanca, los gobernadores corruptos, el lento crecimiento, Ayotzinapa, Tlatlaya y la violencia del crimen organizado tenían al tricolor contra la pared.

Acción Nacional, por el contrario, había ganado siete de 12 gubernaturas. Lo nunca visto. La mesa parecía puesta.

Pero las ambiciones crecieron con las proyecciones en las encuestas.

Los pleitos se agudizaron. Los golpes bajos se generalizaron. El “bien común “ dejó de ser la divisa del partido. El bien propio prevaleció en ambos bandos.

Anaya capitalizó su posición de jefe nacional del PAN y comenzó a navegar con doble cachucha: presidente del partido y aspirante a la Presidencia de la República.

Vino el agandalle. Se apoderó de un millón y medio de spots. Su conocimiento creció verticalmente. Era “el joven maravilla” que había logrado lo inimaginable: ganarle un debate a Manlio en horario Triple A.

Pero todo se esfumó. La ambición se acompañó de exclusión al interior del partido. Jaloneos, descalificaciones, destituciones, control político, piso disparejo. Un desmadre, pues.

La senadora Dávila sabe que ni el PAN ni el Frente garantizan la derrota del PRI o de AMLO.

“México no puede permitirse más un gobierno como el que hoy tenemos, ya sea con las siglas del PRI, a través de José Antonio Meade, a quien muchos han alabado últimamente.

“O con personajes como López Obrador, que, aunque quiera negarlo, su origen es el PRI”.

Pero no evita golpear a los llamados senadores rebeldes del PAN, identificados con Felipe Calderón.

“Cabe la reflexión si la defensa de estos compañeros o fue por Margarita o fue su propia defensa…” , subrayó.

Nos envió copia del texto que dio a conocer, en su momento, en el que condenó claramente las declaraciones atribuidas a Ernesto Ruffo en el sentido de que con la salida de Margarita “sale la pus del PAN”.

Dávila fue propuesta por la bancada azul para presidir la Mesa Directiva de la Cámara alta, junto con Laura Rojas, pero fue vetada por el PRI, que se inclinó por Ernesto Cordero.

La guerra de los azules se extiende a las redes sociales. Ricardo Anaya tuiteó ayer que cualquier acto previo al 14 de diciembre se considera acto anticipado de campaña.
Felipe Calderón replicó, mordaz, en la misma red social: “Salvo el millón y medio de spots que han promovido mi candidatura…”.

Juan Ignacio Zavala, hermano de Margarita, también se fue por la ironía. Publicó un video donde el jefe nacional del PAN se refiere en innumerables ocasiones a Meade como delfín de los calderonistas.

Y recomienda: “Díganle a José Antonio Meade que no esté triste, que alguien piensa en él…”.

Morena presentará esta mañana un amparo en contra del procurador general de la República, Raúl Cervantes, para que se ponga a trabajar en el caso Odebrecht.
Los diputados del partido que encabeza AMLO presentaron, el 17 de agosto pasado, una denuncia ante la PGR en contra del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya.

La denuncia deriva de las declaraciones juramentadas de altos empresarios de la empresa Odebrecht, emblema de corrupción, sobre supuestos sobornos a Lozoya por 10.5 millones de dólares.

“Y el procurador, simple y sencillamente, no procura, no está haciendo nada”, dijo ayer Rocío Nahle, coordinadora de la bancada de Morena en San Lázaro.

El excanciller Luis Ernesto Derbez, rector de la Universidad de las Américas, anda entusiasmado con el Frente.
Dice que es la única forma de gobernar el México plural que vivimos. “El cogobierno es fundamental para México. Ya no podemos tener gobiernos de minoría como los de Fox (42.5%), Calderón (35.9%) o Peña (38%)”, nos dijo.

Charlamos con él después de la reunión que tuvo con los perredistas Beatriz Mojica y Fernando Belaunzarán para hablar del Frente.

Les planteó la necesidad de que se realicen debates abiertos para elegir al candidato presidencial del FCM, antes de ir a las encuestas para definir al bueno.

Derbez está convencido de que habrá sensatez en los dirigentes del Frente y que no recurrirán al dedazo cupular para elegir al candidato.

Tan seguro está que nos apostó 100 pesotes a que Anaya y Barrales no serán candidatos.


ITINERARIO POLÍTICO DE RICARDO ALEMÁN
Milenio Diario
Meade, el candidato del PRI
No pocos líderes y dirigentes del PRI dicen que el presidente Peña Nieto “engaña con la verdad”.

¿Por qué?

Porque suponen que desde el cambio de estatutos del PRI —que permite postular a un simpatizante como candidato presidencial—, preparó el terreno para ungir a José Antonio Meade como aspirante “tricolor” a 2018.

Para explicar el “fenómeno Meade” otros prefieren recordar el viejo refranero popular: “Si tiene pico de pato, patas de pato, grazna como pato y es palmípedo, entonces es un pato…”, y rematan con un lacónico: “Entonces el bueno es PepeToño Meade”.

Y no faltan los que a partir de la lógica política elemental explican el “fenómeno Meade” en sentido contrario. Es decir, suponen que si el candidato del PRI pudiera ser otro distinto al titular de Hacienda, “el Presidente ya debió parar la cargada a favor de Meade”.

Y la razón del señalamiento es de estricto sentido común: “Hoy, con la cargada desatada a favor de Pepe Toño Meade, será más complicado, difícil, complejo y hasta más costoso, sembrar en el ánimo colectivo a otro candidato presidencial distinto a Meade”.

Y es que, en efecto, el imaginario colectivo da por hecho que “los dados de la sucesión en el PRI” están cargados a favor del secretario de Hacienda, a quien todos quieren saludar y felicitar en actos públicos y políticos, al que le han aparecido muchos más méritos de los propios —a pesar de que es uno de los servidores públicos más preparados—, y al que no ven con malos ojos no solo buena parte de los líderes del PRI, sino muchos del PAN y hasta algunos del PRD.

Más aún, entre la peculiar clase política mexicana también los hay que aventuran que el ejercicio de dejar crecer la cargada a favor de Meade no es una casualidad y tampoco una ocurrencia: es una estrategia.

A su vez, especialistas en marketing, imagen y mercadotecnia aseguran que lo ocurrido en el caso Meade es una modalidad de encuesta que habrían puesto en práctica el presidente Peña y el PRI.

Dicho de otro modo: se dejó correr la especie de que Meade es el potencial candidato presidencial del PRI para conocer la aceptación, penetración y/o rechazo que provocaba el titular de Hacienda.

Y el ejercicio ha tenido tal éxito que el PRI y el gobierno federal ya tienen a su candidato presidencial, con el consenso y la aceptación política y social suficientes como para dar el paso siguiente: la presentación en sociedad y la exaltación de sus cualidades como hombre del poder y del sistema, que no pertenece a la clase política, tampoco al PRI y que es capaz de responder a los exigentes enemigos de los partidos.

Por eso, a Meade ya lo candidatearon el dueño de Morena y el jefe del PAN: AMLO y Anaya, respectivamente, quienes lo dan como “el bueno” del PRI.

Además, en muchas de las encuestas de redes sociales el puntero se llama José Antonio Meade; fenómeno similar al que se produce en consultas realizadas en sectores como el académico y universitario.

Incluso “el fenómeno Meade” trasciende fronteras. Y es que, por ejemplo, el Banco Suizo dio a conocer un informe en el que revela que el titular mexicano de Hacienda “está claramente en la disputa” por la candidatura presidencial del PRI. En pocas palabras, lo dan como “el bueno”.

Lo mismo ocurre entre el sector financiero internacional, en el que Meade ya es visto como el más potente sucesor del presidente mexicano. Pero el apellido Meade es aún más notorio en esa comunidad si se toma en cuenta que México requerirá como presidente a un especialista en finanzas, economía, comercio y derecho internacionales.

¿Por qué?

Porque más allá de lo que resulte de la renegociación del TLC, el nuevo mandatario mexicano deberá impulsar nuevos mecanismos de comercio global para mantener el desarrollo del país. Meade, dicen los especialistas en comercio internacional, sería el presidente ideal para el momento que vive México.

Lo cierto es que cuando se compara la experiencia laboral y la preparación académica de los precandidatos de todos los partidos, además del desempeño en responsabilidades de gobierno —en secretarías de Estado—, el mejor calificado se apellida Meade.

Por si fuera poco, un sondeo de opinión de Consulta Mitofsky —realizado entre 800 líderes de todo el país— revela que Meade es la persona “más capaz” para dirigir al país y el preferido “por el mayor número de líderes” en todo México.

En efecto, hoy nadie sabe si el PRI y el presidente Peña Nieto ya decidieron quién será el candidato presidencial del PRI.

Lo que sí saben, tanto el Presidente como el jefe del tricolor y la sociedad en general, es que ya construyeron un potente precandidato presidencial, que no cargará con el “sambenito” de ser priista, y que se llama José Antonio Meade.

Al tiempo.


ESTRICTAMENTE PERSONAL DE RAYMUNDO RIVA PALACIO
El Financiero
Los titiriteros del PAN
La forma como se dirimió la lucha entre Margarita Zavala y Ricardo Anaya por el poder, se dio en un cuadrilátero tricolor. Anaya salió campante tras la renuncia de Zavala al partido, y la forma como sus más cercanos apoyadores optaron por no seguirle los pasos. Fue una decisión inteligente. Afuera son nada, y dentro pueden conformar una corriente política que busque su espacio de poder. Así son los partidos, y muchos enemigos de Anaya lo entendieron cabalmente. Las cosas no pararán ahí, sin embargo, y no sería extraño que hubiera unas purgas. No hemos terminado de ver las cosas en el PAN. En alguna medida, porque detrás de varios de los protagonistas del conflicto, hay fuerzas superiores que los respaldan. Lo paradójico es que son priistas y se encuentran en la cima del poder.

Anaya tiene el apoyo del secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, quien es uno de los principales consejeros del presidente Enrique Peña Nieto. La relación entre ellos data del Pacto por México, del que Videgaray fue el arquitecto principal –junto con el actual secretario de Educación, Aurelio Nuño–, y trabajó con el líder del PAN para que las reformas de Peña Nieto, con la excepción de la fiscal, pasaran con el voto azul. Anaya tiene en Videgaray a su principal aliado en el equipo compacto del Presidente, aunque no le alcanzó para hablar con Peña Nieto después de las elecciones en el Estado de México y Coahuila, en donde el entendimiento que tenían los dos se rompió.

Peña Nieto dejó de creer en Anaya, y no fueron pocas las veces que en su intimidad política comentó que lo había traicionado al incumplir acuerdos. Videgaray no ha podido –o querido– restablecer la relación entre los dos, ni logró evitar que el Presidente ordenara atacar a Anaya por todos los flancos. La vanguardia del ataque la lleva el líder del PRI, Enrique Ochoa, pero es desde la Secretaría de Gobernación, que encabeza Miguel Ángel Osorio Chong, donde se ha procesado buena parte de la información que los panistas o los órganos de inteligencia financiera del gobierno, han aportado para que sea filtrado a la prensa.

Ante el quiebre de la comunicación con Los Pinos, Anaya se fugó hacia delante, endureciendo su posición crítica contra el gobierno. En Los Pinos y Bucareli lo mantienen como un blanco a tirar, y se prevé que información comprometedora adicional sobre él, termine en los medios. Pero la historia de Anaya y sus apoyos dentro del equipo de Peña Nieto, son sólo una cara de lo que sucede en el PAN. Otra cara tiene que ver con la señora Zavala y los apoyos inconfesables que está recibiendo.

El 27 de julio pasado, en este mismo espacio se reveló someramente la existencia de una relación entre la señora Zavala y el expresidente Carlos Salinas. “Fuera del PRI, de acuerdo con priistas y panistas, ha establecido relación con Margarita Zavala, aspirante a la candidatura azul, y ha estado trabajando con algunos exjerarcas del PRI para ir construyendo una oposición al dedazo de Peña Nieto en la sucesión presidencial”, se apuntó en ese momento en un texto sobre la influencia que ejercía Salinas dentro del gobierno peñista y sus intenciones para 2018. Zavala desmintió en este espacio la afirmación. “Es totalmente falso”, dijo en una breve conversación telefónica. “No he recibido ningún tipo de respaldo de Salinas”. La relación es inconfesable, pero es real. A la información originalmente aportada por fuentes priistas y panistas, se han añadido nuevos detalles sobre ese respaldo, que incluye el financiamiento de una estructura paralela, cuyos recursos no son fáciles de rastrear hacia ella o hacia Salinas.

No se sabe todavía cómo se dio el encuentro entre Zavala y Salinas, si hubo en efecto necesidad de un téte-a-téte, o quién fue el articulador de tal respaldo. La señora Zavala había tenido conocimiento de Salinas de primera mano hace años, porque cuando llegó a la Presidencia, pactó con Diego Fernández de Cevallos y Carlos Castillo Pereza –mentor de ella y de su esposo Felipe Calderón–, los jefes reales del PAN en aquellos años, para que a cambio de reconocimientos electorales –el primero de varios, la primera gubernatura del PAN en su historia, en Baja California, que le fue entregada a Ernesto Ruffo contra la oposición del presidente del PRI, Luis Donaldo Colosio–, apoyarían todo su programa de reconstrucción de la economía hacia un modelo neoliberal.

Fernández de Cevallos sigue siendo un hombre muy cercano a Salinas, como también lo es el senador Roberto Gil, cercano a la dupla Calderón-Zavala. Lo que no está claro en absoluto, es para quién está jugando el expresidente. Se sabe a quién no desea en Los Pinos, a Andrés Manuel López Obrador, quien dice en privado que al expresidente a quien realmente quiere investigar es a Calderón, a quien nunca dejó de llamar “usurpador” durante su sexenio.

Pensar que Salinas está construyendo el Plan B de Peña Nieto para la sucesión presidencial, como asegura en parte Anaya –Zavala declinaría por el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, bien visto entre panistas– no es algo que cuadre, por las diferencias que tiene el expresidente con varios miembros de su gabinete y la distancia que tiene hoy en día con Los Pinos. Puede estar jugando sus propias cartas, que hoy, con el rencor de Peña Nieto contra Anaya, se unan intereses electorales en la figura de la señora Zavala, y Salinas, una de las figuras detrás de ella.

CD/YC

Notas Relacionadas:
Sin Notas relacionadas


EN TIEMPO REAL
Logo Inferior

Teléfono: (229) 922-97-15 / redaccion@cambiodigital.com.mx

/
/
/
/
/
Consejo Editorial

Derechos Reservados® Cambio Digital 2015
Logo Radio