Boca del Río, Veracruz, México Sábado 17 de noviembre de 2018
Logo Twitter Logo Facebook Logo Instagram Logo YouTube Logo RSS Logo Whatsapp Logo Telegram


El tiempo en Boca del Ro, Veracruz:
Reflexión Matutina
Todo el mar se agitará
Edwin Corona y Cepeda
Sep 13, 2018 / 10:15
El 13 de septiembre del 2018.


Hace algunos años, al practicar el examen de buceo a unos alumnos del Colegio Suizo en Zihuatanejo, llegamos a una profundidad de – 25 metros en el Bajo de Torrecillas a una especie de redondel cuyo centro era arenoso. Empezamos a recorrerlo, cuando de pronto, sin previo aviso, agua cristalina y tiempo con calma chicha, fuimos impulsados abruptamente hacia la superficie, separando a todo el grupo sin consideración alguna. Afortunadamente a todos se les había advertido previamente que ante cualquier situación imprevista que se presentara como quedarse sin aire, ser arrastrado por un corriente de turbidez o tener que efectuar un ascenso de emergencia, la única solución eficiente era subir exhalando y mantenerse por debajo de las burbujas a fin de evitar un accidente de sobre presión pulmonar.


Instructor Internacional de Buceo.



Afortunadamente los 12 integrantes del grupo y su profesor Maurice Buhlman, aunque dispersos, todos atendieron a las instrucciones anteriores y fueron recogidos por la embarcación de apoyo que pilotaba Salomón Bustos (Salo), un experto guía de buceo de esa localidad.



Ya a bordo de la lancha y todos con cara de susto le preguntamos a Salo que era lo que había sucedido y este nos contestó que seguramente habíamos topado con mar de fondo, sin darnos a conocer las circunstancias en las que se forma y acaece este fenómeno marítimo, situación que, aunque no es frecuente suele llegar a sucederé, como en este caso, cuando algún buzo, deportivo o profesional o industrial se encuentra bajo el agua.

Y aunque este término desde el punto de vista político y de investigación policial se aplica cuando hay algo turbio; bajo el mar la situación es muy diferente ya que el término Mar de Fondo define al movimiento de las olas que se propaga fuera de la zona donde se ha generado, pudiendo llegar a lugares muy alejados, a miles de kilómetros de distancia, rompiendo en sus costas con elevaciones de hasta 6 metros de altura. Esta perturbación en los fondos y costas mexicanas, ocurre principalmente, entre los meses de mayo a noviembre de cada año y es el período coincidente con la temporada de perturbaciones, tormentas, ciclones y huracanes tropicales que se forman cerca del cinturón de calmas ecuatoriales que bordea ambos lados del conocido internacionalmente como “doldrums” alrededor del planeta.

De allí que las grandes olas que se forman, sobre todo en en el Pacífico Sur, suelen alcanzar alturas de 10 o más metros y van disminuyendo en su amplitud conforme se van desplazando por lo que, al llegar a las costas de México suelen medir entre 2 y 6 metros de altura dependiendo del fondo del mar y de la línea de la costa. Las olas generadas por tormentas o por el viento tienen un efecto orbital que alcanza una profundidad igual a la mitad de su “longitud de onda”; así, una ola generada por el viento de las grandes tormentas puede alcanzar unos 300 metros de longitud de onda, lo cual indica que sus efectos se sentirán hasta los -150 metros de profundidad.

Al aproximarse a las aguas bajas, las olas sufren fenómenos de refracción y disminuyen su velocidad y longitud de onda, aumentando su altura. Teóricamente, una ola rompe cuando la profundidad del lecho marino se reduce a 1.3 x la altura de la ola, de tal manera que en el caso que menciono de Zihuatanejo, la longitud entre ola y ola debe de haber sido de cerca de 75 metros, lo que nos dio el aparente mar de calma.

Los oceanologos determinan tres perfiles de oleaje que son:

UNO.- La ola que rompe suavemente desde su cresta (Spilling breaker) y que ocurren en playas que tienen una inclinación o gradiente promedio de 1/20.

DOS.- La ola que rompe en forma de un tubo (Plunging breaker) y que ocurre en playas que tienen una inclinación o gradiente promedio de 1/10 y,

TRES .- La ola que no rompe sobre la playa sino que trepa en ella, amontonándose en un ir y venir y creando el efecto de resaca (Surging breaker) que ocurre en forma por demás peligrosa para los bañistas en playas que tienen una inclinación o gradiente promedio de 1/3.

Es común e incluso toma tintes de alarma los daños que este oleaje causa en las construcciones que se encuentran a la orilla del mar; de las palapas, hoteles, condominios y balnearios que son arrasados por la fuerza de las olas que reclaman ante esta invasión sus linderos milenarios.

La velocidad de avance de las olas depende, principalmente, de su longitud de onda, es decir, de la distancia que existe entre los dos senos de delimitan la ola y de la profundidad del mar en donde esté viajando. Una ola de un Tsunami, por ejemplo, puede alcanzar una velocidad de propagación de unos 1,100 KPH en una profundidad de 5,000 brazas (9,981 metros) pero, al llegar a las 1,000 brazas (1,852 metros) de profundidad la velocidad disminuye a unos 482 KPH y, al llegar a la plataforma continental de las 100 brazas (185 metros) disminuye a una velocidad de unos 152 KPH, todo lo anterior ocurre por la refracción o contacto de la ola con el fondo del mar que va haciendo disminuir la velocidad de la ola y su longitud de onda y aumentando su altura hasta alcanzar más de 20 metros al llegar a la playa. Las olas generadas por los vientos son de características muy diferentes a las olas generadas por un Tsunami, de cuyas causas y efectos me ocuparé en próxima entrega.

Y para finalizar este pergeño solo mencionare la frase del filósofo y físico francés Blaise (Blas) Pascal enunciada a mediados del Siglo XVII que señala que por una piedra arrojada al mar, todo el mar se agitará.



COMENTARIOS

El clero político.- Las modificaciones constitucionales y apertura a la iglesia en asuntos de política de estado, nos han llevado al estado de cosas que hoy padecemos. Ing. Luis Martínez Wolf.



El Fracking.- ¿Que hace una comunidad para defenderse de un asesino en potencia que amenaza su vida? El camino de la legalidad es: Unidos como Mandantes, avisar a nuestros empleados, los diputados, Presidentes Municipales, Regidores y Gobernadores que si no declaran a los municipios libres de fracking ¡Serán despedidos de sus puestos. El Pueblo es quien manda. Gilberto Lozano.



ÚLTIMA HORA.

El día de mañana, Viernes 14 de Septiembre a las 17:00 horas (5 de la tarde), junto al basamento de la cabeza de Don Miguel Hidalgo en el Parque Zaragoza de Veracruz, el Lic. Horacio Parres dará lectura a la respuesta enviada al oficio emitido por el Conservatorio Nacional de Historia y Civismo sobre la destrucción de este monumento o su eventual desplazamiento, por lo que se realiza una cordial invitación a los medios de comunicación y público en general para que escuchen cual será el destino de este monumento y la ciclopista de acuerdo a los proyectos del Ayuntamiento en turno que encabeza Fernando Yunes.

De antemano se agradece su presencia.

PICADAS JAROCHAS.

Envío de Roberto Ruíz Villanueva.

CONFUSIÓN.



Eran dos hermanos gemelos nacidos en Veracruz. Uno era soltero y el otro casado.

El soltero tenía una lancha, ya vieja, que utilizaba para llevar clientes a bucear y con la cual lograba su cotidiano sustento. El casado se había recibido como Ingeniero en la UV y de ello se mantenía.

Un día, muere la esposa del hermano casado y, como las desgracias nunca vienen solas, la lancha del hermano soltero se fue a pique hasta el fondo del mar.

Una viejecita, vecina del Barrio de La Huaca, se dirigió a la funeraria a darle el pésame al viudo.

Pero eran tan parecidos los gemelos que se dirige al que había perdido la lancha diciendo:

Recién me enteré. ¡Qué perdida tan grande! Debe ser terrible para ti-

Si, contestó este, estoy destrozado, pero es preciso enfrentar la realidad. Debo reconocer que estaba ya vieja. La rajadura de adelante estaba tan grande que ya no había con que llenarla y el agujero de atrás ‘se agrandaba cada vez que la usaba. Además estaba deformada al medio y no se le quitaba el olor a pescado. La parte de atrás estaba bastante caída y las curvas de adelante casi habían desparecido.

Pero yo me siento culpable porque se la presté a cuatro amigos para que se divirtieran con ella, y aunque les pedí que la usaran con cuidado, se montaron en ella los cuatro a la vez y ella no aguantó.

Al llegar a este punto, la viejecita cayó muerta de un infarto.



¡QUE TENGAN UN BUEN DÍA!


* Las opiniones y puntos de vista expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan la línea editorial de Cambio Digital.



CD/YC
COLUMNAS
Logo Inferior

Teléfono: (229) 922-97-15 / redaccion@cambiodigital.com.mx

/
/
/
/
/
Consejo Editorial

Derechos Reservados® Cambio Digital 2015
Logo Radio