Boca del Río, Veracruz, México Sábado 17 de noviembre de 2018
Logo Twitter Logo Facebook Logo Instagram Logo YouTube Logo RSS Logo Whatsapp Logo Telegram


El tiempo en Boca del Ro, Veracruz:
Los Políticos
La Ley del Bronco
Salvador Muñoz
May 16, 2018 / 09:50
Una reunión con carácter de urgente convocan vecinos del módulo donde vivo… el tema, para no variarle mucho, es la inseguridad. No es para menos. Me cuenta un vecino que hace varias noches, el Tsuru de una vecina fue robado. Uno de color gris que conduce una señora. No fue lo único… también al otro lado, un Aveo… lo último fue el pasado viernes... creo que sí, el pasado viernes, cuando cerca de las diez de la noche, un vecino sorprendió a un tipo intentando abrir su Volkswagen… ¡para qué! el ladrón recibió una golpiza por parte del dueño.

La “madrina” que recibió el amante de lo ajeno me recordó al otro ladrón que fue detenido por los ciudadanos en la Plaza Clavijero de Xalapa, al que ataron y bajaron los pantalones… no sé en qué haya quedado el asunto, pero sería una pena que la acción de mi vecino y los ciudadanos que zarandearon a sendos ladrones, sólo haya quedado en el anecdotario de la vecindad y la nota roja y ahora, en estos momentos, los delincuentes anden por la calle, sí, humillados, golpeados, pero libres.

Esto me lleva a una historia que quizás ya he contado… la vez en que un “dedos de seda” la bajó la cartera a un ciudadano y fue sorprendido por las autoridades, pero el parroquiano no quiso más que recuperar sus pertenencias sin proceder en contra de quien le aplicó el “dos de bastos”. Cuando el ladrón pensaba haberla librado, fue llevado a la cárcel municipal, y ante la orden del Inspector de Policía de llevar las manos al frente ¡recibió un toletazo que lo hizo aullar de dolor! ¿Por qué? creo que esa fue mi pregunta: “Al menos estará fuera de circulación un buen tiempo”, me respondieron…

Hace poco, la Mujer me platicaba de cómo vio que un joven iba caminando sobre el arroyo vehicular de nuestro vecindario jalando las manijas de los carros estacionados a lo largo de la calle. Igual platicó en alguna de sus columnas de esa camioneta blanca que entró a toda velocidad al estacionamiento del módulo que habitamos y sus tripulantes empezaron a tomarle fotos a su carro, cuando fueron sorprendidos por una vecina y emprendieron la graciosa huida.

Me contaba un amigo que había un interno en un penal que era el terror de los violadores… le decían “el 7 pilas”, en alusión a esas lámparas que al menos veía yo en los ferrocarrileros. “El 7 pilas” era el encargado de “aplicar justicia”, bajo el conocimiento de las autoridades como con el beneplácito de los internos a quienes habían cometido el delito de violación.

A lo largo de mi trabajo como reportero cubriendo las fuentes policiacas, tuve la “oportunidad” de ver que algunos mandos trataron a los delincuentes sin miramientos, sin consideraciones, bajo un esquema de que su transgresión u ofensa a la sociedad, no merecía ápice de humanidad para con ellos.

Desconozco cuál sería mi reacción si sorprendiera a un sujeto intentando robarme… pero es seguro que me enojaría sin que ello implique una reacción como las narradas párrafos arriba… o quién sabe.

Y después de contar todo esto, ¿a qué voy? ¡Al Bronco! Sí, al candidato independiente por la presidencia, quien volvió a ser nota por sus propuestas en donde adiciona, además del “moche” de mano a los servidores públicos que roben, el azote a los delincuentes.

Jaime Rodríguez Calderón, quien en el debate entre candidatos a la presidencia abrió a tambor batiente con estas palabras: “Meade ¿te han secuestrado a una hija de dos años?, Anaya ¿alguna vez has sufrido tres atentados por luchar contra la inseguridad de este país?, también usted Margarita. Andrés ¿alguien te ha matado a un hijo?”.

El bronco sólo preparaba el terreno para dar a conocer su propuesta, calificada por muchos como un disparate, pero que no deja de ser a veces, en quien ha sido víctima de los delincuentes de un modo u otro, el sueño anhelado de una justicia basada en una de las leyes más antiguas del mundo plasmada en el Código de Hammurabi: la Ley del Talión… o siendo “más modernos”, un modo muy singular de entender los versículos de Mateo 5:30: Y si tu mano derecha te es ocasión de pecar, córtala y échala de ti…

El Bronco, de un modo u otro, siendo sinceros, juega con nuestra mente… por principio, “moralmente” es inaceptable que le cortemos la mano a un delincuente o azotemos la espalda a un transgresor de la ley… pero en lo más recóndito de nuestra ser, cuántas veces no hemos deseado la muerte de un secuestrador, de un violador, de un asesino… no sé qué tanto le funcione a Rodríguez Calderón estas bravuconadas electorales, pero la situación que viven los mexicanos pudiera ser un excelente caldo de cultivo que le lleve votos, porque al final de cuentas, qué son los votos, si no esperanza... de que se haga justicia.


smcainito@gmail.com


* Las opiniones y puntos de vista expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan la línea editorial de Cambio Digital.

CD/YC
COLUMNAS
Logo Inferior

Teléfono: (229) 922-97-15 / redaccion@cambiodigital.com.mx

/
/
/
/
/
Consejo Editorial

Derechos Reservados® Cambio Digital 2015
Logo Radio